La directora está acusada de realizar compras privadas con al tarjeta del centro
La directora está acusada de realizar compras privadas con al tarjeta del centro - ABC
Malversación de fondos

Juzgan a la directora y al secretario de un instituto por apropiarse de 17.000 euros del centro

Compraron en zapaterías y supermercados, solicitaron facturas falsas y expidieron cheques con cargo a la cuenta escolar por cerca de 15.000 euros para uso personal

SantiagoActualizado:

Ella en la dirección del centro y él como secretario, J. D. y J. I. G. formaron entre enero de 2012 y junio de 2015 una alianza que costó más de 17.000 euros al IES Illa de Ons (Bueu, Pontevedra) y la administración educativa. En ese periodo de tiempo, los encausados utilizaron para su beneficio personal las dos tarjetas asociadas a la cuenta bancaria del centro, expidieron cheques para gastos propios y falsificaron la contabilidad del instituto.

El martes se sentarán en el banquillo de los acusados en la Audiencia Provincial de Pontevedra. La Fiscalía solicita para ambos cinco años de prisión y ocho de inhabilitación para desempeño de cargo público por dos delitos continuados de malversación de capitales y de falsificación de documentos públicos. Asimismo deberán indemnizar a la Xunta de Galicia en la cantidad apropiada (17.276,72 euros), para lo que el Ministerio Fiscal recomienda la apertura de una pieza separada en la vía civil para asegurar el abono de las responsabilidades pecuniarias.

Según consta en el escrito de calificación difundido desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), la acusada, «con ánimo de obtener un beneficio a costa de lo ajeno, dispuso para su propio uso de fondos del instituto, efectuando varios pagos de compras personasles con la tarjeta de crédito» asociada a la cuenta del instituto. Entre otros, la Fiscalía tiene constancia de compras en un Mercadona de Pontevedra, en zapaterías y otras tiendas de la localidad, e incluso en París, adonde la directora acudió con un viaje escolar. En 2013 cargó a dicha tarjeta compras personales por 827,84; en 2014, por 1.489,09 euros, y en 2015, por 434,79 euros. Su compañero en el banquillo de los acusados también realizó pagos con la tarjeta de crédito del centro de la que, como secretario, era titular; en concreto, 341,15 euros en dos días de 2013, aunque en su caso no consta se tratase de «compras o gastos ajenos a las necesidades del centro docente». En todo caso, prosigue el escrito de acusación, él era conocedor de las compras irregulares realizadas por su compañera y «cociendo estas circunstancias omitía en el registro contable dichos cargos, o los disimulaba para que las cuentas fuesen aprobadas por la comisión económica del centro».

En paralelo, ambos «libraron varios cheques de dinero para uso personal con cargo a la cuenta del instituto que no fueron aplicados a gastos o pagos del centro docente y que tampoco se reflejaron en la contabilidad del instituto». En total, fueron once cheques en 2012 por importes que sumaron un total de 8.200 euros; siete en 2013 por valor de 2.835 euros; ocho en 2014 por de 2.830 euros, y dos en 2015, que sumaron 660 euros. Con anterioridad, en mayo de 2011, siendo la acusada secretaria del centro y su sucesor en el cargo profesor pidieron a una librería de Bueu la emisión de tres facturas falsas por importes de 175,23 euros, 416,12 y 268,06 con la intención de justificar ante el centro docente el gasto de dichas cantidades y simular la compra de un material escolar que nunca llegó al instituto. Dichas facturas falsas fueron anotadas por la entonces secretaria en el registro contable del centro como compras aprobadas.