Jiménez Morán infringe a Baltar su primera derrota en las grandes villas de Ourense

J. L. JIMÉNEZSANTIAGO. El próximo congreso provincial del PP de Ourense tendrá dos candidatos para la sucesión de José Luis Baltar al frente del partido, después de que Juan Manuel Jiménez Morán

Actualizado:

J. L. JIMÉNEZ

SANTIAGO. El próximo congreso provincial del PP de Ourense tendrá dos candidatos para la sucesión de José Luis Baltar al frente del partido, después de que Juan Manuel Jiménez Morán lograse en la noche de ayer casi 300 compromisarios, avales de sobra para consolidar su lista alternativa, toda vez que el oficialista José Manuel Baltar hace varios días que afirmó contar con más del doble de los apoyos necesarios.

Las grandes villas de la provincia y la capital infringieron a José Manuel Baltar su primera gran derrota en esta precampaña ourensana, ya que pese al apoyo de todo el aparato provincial salió malparado del choque en la ciudad de As Burgas, en Verín -segundo núcleo del territorio- y otras de especial significado como Ribadavia o Allariz.

En total, Jiménez Morán obtuvo 275 avales en la noche de ayer: 158 de la capital, 22 de Ribadavia, 70 de Verín, 9 de Allariz y 16 de Novas Xeracións en la ciudad de As Burgas, por encima de los 244 exigidos para poder presentar candidatura en el congreso del próximo 30 de enero. Por su parte, Baltar Blanco logró, entre otros, los 59 avales de Xinzo de Limia, los 39 de Carballiño o los 26 del Barco de Valdeorras, así como los 16 de A Bola, en una asamblea rodeada por la polémica.

Órdago perdido

José Manuel Baltar quiso plantar batalla en Verín, feudo de su rival, pero no tuvo ocasión. El regidor verinés fue profeta en su tierra y venció en la votación 480 frente a 88, por lo que se anotó los 70 compromisarios de su ciudad, la capital de la comarca de Monterrei. En Allariz, localidad natal del portavoz de los populares ourensanos, Antonio Rodríguez Miranda, Jiménez Morán también se anotó los nueve compromisarios, rompiendo las esperanzas de Baltar de dar la sorpresa en el último momento.

Las votaciones en Ourense ciudad tuvieron una importante afluencia de militantes a las mesas distribuidas por los cinco distritos de la capital, pero tampoco estuvo exenta de polémica. Tras una denuncia de Juan Manuel Jiménez Morán por el incumplimiento de un acuerdo previo entre las dos candidaturas, el comité organizador tuvo que pedir a José Luis Baltar y su hijo que abandonaran la sede provincial del partido, en la que estaba constituida una mesa, para evitar interferencias con las votaciones de los militantes.

Anomalías aparte, la candidatura de Jiménez Morán, abanderada por Enrique Nóvoa y el grueso del grupo municipal popular, arrasó en cuatro de los cinco distritos, ganando en Couto, el Puente, San Francisco y Centro, mientras que Baltar sólo se apuntó Mariña Mansa por apenas 20 papeletas. En total, de los 185 compromisarios electos de Ourense, Juan Manuel Jiménez Morán cosechó 158.

A partir de hoy, con dos candidatos reales sobre el tapete, la partida de cartas en Ourense tiene baraja nueva.