Rafael Cuiña, en una imagen de archivo
Rafael Cuiña, en una imagen de archivo - M. MUÑIZ
GALICIA

Investigan si el alcalde de Lalín colocó a un afín como mediador en una póliza del Concello

Según la Guardia Civil, habría pedido a la aseguradora que designara a un compañero de candidatura, que acabaría de concejal, para un puesto retribuido antes incluso de que se abrieran las plicas del concurso público y resultara la adjudicataria.

SANTIAGOActualizado:

El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº1 de Lalín investiga la posible comisión de un delito de actividades prohibidas a funcionarios en el Concello, en el que estaría implicado el alcalde de la villa y candidato a la reelección, Rafael Cuiña. El caso giraría alrededor de la supuesta participación directa del alcalde en la designación de un concejal de su partido como mediador en una póliza de seguros del Concello, para lo que habría intervenido directamente con la compañía aseguradora antes de que el concurso público sobre este servicio hubiera sido resuelto. Es decir, le indicó a una futura adjudicataria de un concurso a quién debía nombrar, una persona que en el momento de la designación no era concejal aunque sí formaba parte de la candidatura de Compromiso por Lalín en 2015, y que meses más tarde sí tomó posesión de su acta de concejal. A este edil se le atribuiría un supuesto delito de tráfico de influencias.

La denuncia partió del PP de Lalín, que puso en conocimiento los hechos de la Comandancia de la Guardia Civil de la capital del Deza el pasado marzo, que se encargó de instruir las diligencias ahora remitidas al Juzgado. En los cuatro tomos de investigación se recoge el relato de lo sucedido. La Junta de Gobierno del Concello de Lalín, en octubre de 2016, acuerda iniciar el expediente para contratar la póliza de responsabilidad civil y patrimonial del consistorio. En su pliego de prescripciones técnicas se establece que la compañía aseguradora que gane el concurso designará a un corredor o mediador que, a su vez, será el interlocutor con el Concello.

Sin embargo, el 2 de noviembre de 2016, la jornada previa a conocer el contenido de las distintas ofertas, según consta en las diligencias de la Guardia Civil, Cuiña envió a una correduría de Mapfre en Lalín «una carta de nombramiento de mediador de la póliza (...) indicando textualmente» que «por la presente, se nombra mediador (...) a José Manuel Fernández Taboada», el número 7 del partido del alcalde en las municipales de 2015. «Es decir, un día antes de abrir las plicas sobre el asunto que nos ocupa, y sin saber si lo ofertado cumpliría o no con la legalidad/cláusulas estipuladas y publicadas», subrayan los encargados de la investigación policial. Fernández Taboada, en aquel momento, no era concejal de la corporación, condición que adquirió en septiembre de 2017 tras la dimisión de una compañera.

La existencia de esta carta, que consta en las diligencias, fue a su vez ratificada por el director de la aseguradora Mapfre en Lalín, Jesús Sousa. La imposición del nuevo mediador dejó sin la prima correspondiente al agente de la aseguradora que se había encargado de este contrato en el pasado, Antonio Lamas, quien en sede policial mostró su malestar por este cambio. «Me enfado un poco por haber realizado yo el trabajo» de la tramitación administrativa para optar al concurso «y otro beneficiarse». La comisión del mediador asciende a 1.500€ al año, por las dos anualidades que tiene el contrato de duración. «Me siento perjudicado por la decisión tomada, aunque la capacidad legal de decisión de Mapfre, según reza en la póliza, verdaderamente la decisión fue del Concello, y de no respetarse esa designación, quizá pudiera peligrar la concesión a Mapfre».

Por si las moscas, la aseguradora nombra a Fernández Taboada mediador de la póliza el 11 de noviembre de 2106, tres días antes de que la Junta de Gobierno Local adjudique formalmente la políza de responsabilidad. «Lo normal se supone es que una vez sepas que has ganado la licitación, nombres a posteriori al mediador», razona el instructor policial. Además, las diligencias también recogen el testimonio como testigo de otro delegado de la misma aseguradora en Lalín, quien reconoció que no concurrió a este concurso porque «se me dijo que la poliza ya estaba adjudicada antes de abrir las plicas».

Los dos delegados y el director de Mapfre en Lalín están llamados a declarar en calidad de testigos el próximo 31 de mayo. En su auto de ocho de mayo, el juez instructor ordena iniciar las diligencias judiciales al entender que «no están determinadas la naturaleza y circunstancias» de los hechos denunciados «ni las personas que en ellos han intervenido», aunque eso sí, notifica tanto a Cuiña como a Fernández Taboada en calidad de investigados.

La versión del alcalde

Consultado por su versión de los hechos, el alcalde de Lalín ha subrayado a ABC que las diligencias judiciales iniciadas por el juzgado «no van contra nosotros» sino que «están investigando». Apoya su afirmación en que «a nosotros no nos han llamado a declarar» por esta causa. En declaraciones a ABC, Rafael Cuiña ha incidido en que se trata «de un burdo intento del PP de influir en las elecciones y que la jugada ya les salió mal de todo lo que pretendían», en referencia al único supuesto delito que está investigando el instructor, a pesar de que la Guardia Civil abarcaba en sus diligencias iniciales un mayor número de posibles infracciones, tales como supuesto cohecho, tráfico de influencias o prevaricación. «Esto pone de manifiesto hasta qué punto está dispuesto a llegar José Crespo con tal de volver al sillón».

La que termina ha sido una legislatura convulsa en la capital del Deza, con duros reproches entre el actual regidor, Rafael Cuiña, y su antecesor en el cargo durante seis legislaturas, José Crespo. Las acusaciones cruzadas empezaron desde el mismo inicio del mandato, con Cuiña vertiendo sombras sobre la contratación de personal por parte de Crespo, y acabó con la denuncia contra éste presentada en marzo del año pasado por los socios del actual regidor del partido APAC por prevaricación, que fue archivada a los pocos meses. El PP de Lalín también ha cargado las tintas contra Cuiña, y el caso de la póliza es el último. Por el camino, el alcalde afirmó que había recibido mensajes de Alfonso Rueda para que volviera al PP, hechos que el vicepresidente de la Xunta negó de manera rotunda, o llegó a verse envuelto en un esperpéntico caso de supuesta suplantación de identidad para impulsar una recogida de firmas contra una moción de los populares de Lalín.