El profesor Alberto Ruano muestra un mapa de España con las zonas más afectadas por el radón
El profesor Alberto Ruano muestra un mapa de España con las zonas más afectadas por el radón - MIGUEL MUÑIZ
SALUD

Investigadores gallegos confirman que el radón es la principal causa de cáncer de pulmón en no fumadores

Científicos de la Universidade de Santiago realizan uno de los mayores estudios publicados hasta la fecha

SantiagoActualizado:

Es un gas incoloro, inodoro e insípido por lo que pasa totalmente desapercibido. Pero en 2009, la Organización Mundial de la Salud ya lo consideró como el primer factor de riesgo de cáncer de pulmón en no fumadores. Ahora investigadores del Laboratorio de Radón de Galicia, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago (USC), acaban de realizar uno de los mayores estudios hasta la fecha sobre el tema. La investigación, que ha sido publicada en la revista «Environmental Research», confirma el aumento de sufrir cáncer de pulmón asociado a la exposición de radón residencial.

El radón es un gas que se produce por la desintegración radiactiva natural del uranio presente en el suelo. En comunidades como Galicia, con una importante presencia de granito, hace tiempo que su impacto preocupa a los investigadores de la USC. En contacto con el aire, el radón se disipa rápidamente antes de volverse peligroso, pero el problema aparece en las viviendas. Al obturar con el suelo su salida natural, el gas se filtra a través de los poros, fisuras o juntas y se concentra en el interior de los inmuebles, sobre todo en las plantas bajas.

Según informa la USC, la particularidad del trabajo, liderado por el profesor Alberto Ruano Raviña, reside en el importante tamaño de la muestra, que lo sitúa como uno de los estudios más importantes sobre el radón en cáncer de pulmón en no fumadores. Los investigadores analizaron 523 casos y 892 controles, todos ellos en personas nunca fumadoras procedentes de diez hospitales de Galicia, Asturias, Castilla y León y Madrid. Los resultados ponen de manifiesto que este gas puede producir cáncer de pulmón incluso en concentraciones más bajas que las que establece la directiva europea sobre radiaciones ionizantes, que actualmente está en 300 Bq/m3. El profesor Ruano cree que los valores deben de cambiarse. «Estos resultados indican que debería reconsiderarse la reducción del límite de referencia marcado por la UE y alinearse con los 200 Bq/m3 de Irlanda, Reino Unido o Canadá. Incluso los Estados Unidos tienen desde 1988 como nivel máximo 150 Bq/m3».

El cáncer de pulmón en no fumadores representa entre el 15 y el 25% de los casos de esta enfermedad y su «epidemiología está poco desarrollada», indica la USC en un comunicado. El estudio demuestra que existe una relación directa entre las concentraciones de radón y el riesgo de cáncer de pulmón. «Es una relación probabilística», aclara Alberto Ruano. «De la misma forma que no todos los fumadores desarrollan cáncer de pulmón, no todas las personas con radón elevado en su casa lo tendrán», indica el doctor de la USC. Investigaciones previas del Laboratorio de Radón de Galicia, localizaron concentraciones peligrosas de esta gas en un 23% de las viviendas de la Comunidad. Existen diferentes métodos para facilitar la salida del gas, como realizar agujeros en el subsuelo o instalar extractores.

Ruano explica que la magnitud del riesgo de la enfermedad debido al radón es mucho menor que la asociada al tabaco. Pero recomienda que alguien que tenga elevado nivel de radón en su domicilio evite fumar dado que el riesgo se multiplica. Los datos del estudio sugieren, además, que la exposición al radón está asociada con todos los tipos histológicos del cáncer de pulmón, incluyendo el adenocarcinoma, que actualmente es el más frecuente.

La investigación fue financiada por la Xunta de Galicia y el Fondo de Investigaciones Sanitarias y forma parte de la tesis de doctoramiento de María Lorenzo González, también dirigida por el profesor Xoan Miguel Barros Dios, director del Laboratorio de Radon de Galicia.