Los acusados, este miércoles, en el banquillo
Los acusados, este miércoles, en el banquillo - MIGUEL MUÑIZ
Tribunales

Un investigado en la Pokemon, a juicio por un altercado con la juez De Lara

La Fiscalía pide para el acusado y para su madre tres años de prisión por atentado contra la autoridad. Ambos se encararon e insultaron a la magistrada al encontrársela en un bar

SantiagoActualizado:

El Juzgado de lo Penal Número 2 de Lugo acoge hoy el juicio contra el empresario Miguel García Gesto, investigado en el marco de la Operación Pokémon, y su madre, R.M.F., por un altercado con la magistrada Pilar de Lara en una zona de bares de Lugo en agosto de 2013. La Fiscalía pide para ambos procesados tres años de prisión por un delito de atentado a la autoridad. Según el escrito de la Fiscalía, recogido por Europa Press, el acusado y su madre coincidieron con la jueza instructora de la «Pokémon» —causa en la que García Gesto figuraba como investigado— cuando se encontraban en un local en Lugo sobre la 1.30 horas del 28 de agosto.

Cuando Pilar de Lara — recientemente sancionada por el CGPJ por dilaciones en sus instrucciones— abandonó el local, el acusado «profirió a gritos expresiones como hija de puta». Poco después volvieron a coincidir y la acusada le dijo a la magistrada: «Qué te has creído, que eres la reina de Lugo, con qué derechos has entrado en mi casa a hacerme un registro, por qué motivo me has pinchado el teléfono y me estás escuchando mis conversaciones íntimas. Has arruinado mi vida y la de mi hijo, si tienes hijos tienen que sufrir tanto como el mío».

Pilar de Lara este miércoles en el juzgado
Pilar de Lara este miércoles en el juzgado- MIGUEL MUÑIZ

El acusado intentó apaciguar a su madre, según el relato de Fiscalía, si bien «cambió de actitud, uniéndose a sus gritos» y se encaró «de forma agresiva» con la magistrada, a quien dijo: «No todos somos pokemon, yo no soy pokemon, porque tú estás tapando a todos los corruptos, porque estás tapando al alcalde, es que tienes un lío con él».

Uno de sus acompañantes sacó un móvil con la intención de grabar lo que estaba ocurriendo y cuando se percataron de ello los acusados, el empresario le dijo a su madre «sácale a ésta la cámara, quítale el móvil» y ambos se abalanzaron sobre esta persona, a la que la acusada le propinó una bofetada en la cara y su hijo le «arrancó el móvil de las manos» y lo hizo caer al suelo. Además, el acusado golpeó a otro de los acompañantes de la jueza en la boca.

El enjuiciado ha estado en prisión provisional por estos hechos desde el 30 de agosto de 2013 al 18 de septiembre del mismo año, fecha en que se le impuso la prohibición de aproximarse y comunicarse con la magistrada. Para la Fiscalía estos hechos son constitutivos de un delito de atentado a la autoridad, así como una falta de lesiones, una falta de maltrato y una falta de daños.