Equipo para fichar instalado por Cofersa
Equipo para fichar instalado por Cofersa - CEDIDA
EMPRESAS

Ingeniería gallega para «fichar»

«Antes ni un 0,5% de las empresas aplicaban el control horario, ahora casi estamos desbordados», indican en Cofersa Seguridad

SantiagoActualizado:

«Antes del cambio normativo no serían más del 0,5% las empresas interesadas en sistemas de control horario de sus trabajadores; ahora, no diré que estamos desbordados, pero casi. Estamos haciendo presupuestos y montando equipos todos los días; hoy estamos en una empresa de 40 trabajadores, ayer en otra de 53». Quien habla es Julián Castaño, director del departamento de Ingeniería de Cofersa, una empresa de seguridad con sede en el municipio coruñés de Narón responsable del sistema de registro Ficha Fácil.

El Boletín Oficial del Estado del 12 de marzo publicaba el real decreto-ley de medidas urgentes para la lucha contra la precariedad laboral que revolucionaba el mundo del trabajo al extender a todos los sectores y empresas la obligación de documentar y registrar las horas trabajadas por sus empleados. El cambio, orientado a equilibrar excesos de jornada y forzar la compensación de los mismos, cogió a muchos empresarios a contrapié, suscitando importantes dudas sobre la aplicación práctica de la nueva regulación.

Con la intención de facilitar el cumplimiento de la normativa, en vigor desde el pasado 12 de mayo, Cofersa Seguridad, especializada en instalaciones antirrobo y contraincendios, se implicó en el relanzamiento de un sistema de diseño propio, hasta la fecha poco conocido, que ha rebautizado como Ficha Fácil. El sistema, expone Julián Castaño, combina dos alternativas que pueden funcionar de modo coordinado o independiente: una instalación fija en los centros de trabajo físicos de las compañías para registrar entradas y salidas a través de huella dactilar, código o tarjeta, y una aplicación móvil que permite fichar a los trabajadores desplazados desde su teléfono inteligente. El registro desde el móvil, apunta el director del departamento de Ingeniería, va acompañado de geolocalización, de modo que, previa autorización del trabajador, el empleador puede comprobar en tiempo real o en cualquier momento el cumplimiento horario y la posición desde la que los miembros de su plantilla han efectuado el registro.

El propio sistema, apunta Castaño, gestiona el alta en Protección de Datos y se ocupa del almacenamiento y conservación en la nube de toda la información generada durante el plazo exigido por la normativa, cuatro años. En cualquier momento, añade el responsable del departamento de Ingeniería, es posible consultar en tiempo real la situación, así como extraer informes y estadísticas individuales o del conjunto de la plantilla, acotando por día, mes, año o cualquier otra franja temporal seleccionada. También, indica, se decidió añadir un sistema de alertas con avisos inmediatos al administrador asignado en caso de incumplimientos.

El sistema, apunta Castaño, puede adaptarse a cualquier tamaño y tipología de empresa, y su instalación parte de un análisis previo de las características y sistemas que ya operan en cada compañía. En determinados casos, afirma, resulta posible su integración con otros programas de gestión ya implantados en la sedes, facilitando cuestiones como la gestión de nóminas, la programación de turnos y horarios o la compensación de tiempos extra o ausencias.