Íñigo Errejón el pasado viernes en Santiago de Compostela
Íñigo Errejón el pasado viernes en Santiago de Compostela - EFE

Implican a Errejón en una trifulca de madrugada en un pub de Santiago

Según un grupo de jóvenes, dos acompañantes del diputado de Podemos les agredieron y les rompieron el móvil

SantiagoActualizado:

El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Íñigo Errejón, se vio obligado a abandonar un conocido pub situado en el centro histórico de Santiago de Compostela tras un tenso incidente con un grupo de jóvenes. Según explica La Voz de Galicia, los hechos tuvieron lugar el pasado viernes, cuando Errejón se desplazó a la capital gallega para ejercer como padrino de la última promoción de graduados en Ciencias Políticas de la Universidade de Santiago de Compostela (USC).

Aprovechando su viaje, el diputado de Podemos habría acudido a un pub de madrugada con otras dos personas. Fue dentro del local cuando un grupo de jóvenes aprovechó para increpar al diputado rupturista, lo que motivó que optase por abandonar el establecimiento. Ya en el exterior del mismo, según relata el citado diario, este grupo de personas optó por perseguir a Errejón y sus acompañantes, iniciándose así una trifulca entre unos y otros.

Según la versión que el grupo de jóvenes relató a los agentes de la Policía local de Santiago, en el transcurso de esa discusión fueron agredidos por los acompañantes del secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de la formación morada, llegando incluso a quitarles un teléfono móvil. Sin embargo, La Voz de Galicia relata que los agentes no apreciaron indicios de agresión.

En paralelo, los presuntos agredidos se mostraron dispuestos a cursar denuncia ante la Policía Nacional, si bien este cuerpo apunta que no recibieron ningún tipo de notificación en este sentido.

Diputada de Podemos

Este no es el primer incidente que salpica a un diputado de Podemos durante la noche compostelana. Un atestado de la Policía Local de Santiago de Compostela situó el pasado mes de marzo a la diputada autonómica de En Marea y militante de la formación morada, Paula Quinteiro, como protagonista de un control policial por vandalismo.

Según los agentes que redactaron el parte, la parlamentaria intentó obstruir la identificación de una persona y amenazó a estos con denunciar su actuación a través de iniciativas en el legislativo autonómico. «¿Qué hacéis? Yo soy diputada y estáis interfiriendo en mi labor parlamentaria. ¿Vosotros sabéis lo que estáis haciendo? Estáis secuestrando mi labor parlamentaria y tenéis que saber que yo tengo un régimen especial», señaló Quinteiro, tal y como recoge el escrito policial.

Tras esta polémica, la dirección de En Marea promovió una consulta a las bases de la formación para decidir el futuro de la diputada. Aunque más de un 80% de las bases del partido instrumental decidió reclamar su dimisión, ella rechazó acatar el resultado del proceso y continúa ejerciendo como parlamentaria.