Ningún vecino ni familiar echó a la mujer en falta
Ningún vecino ni familiar echó a la mujer en falta - ABC
EN VIGO

Hallan el cadáver de una mujer de 45 años que llevaba cuatro meses muerta sin que nadie se percatase

Fueron sus vecinos los que alertaron de que del interior de su piso salía mal olor e incluso gusanos

SantiagoActualizado:

El cadáver de una mujer de 45 años fue localizado este fin de semana en un piso de Vigo después de cuatro meses en los que nadie la echó en falta. Fueron sus vecinos los que alertaron a la Policía de que de la vivienda salía un olor extraño y de que, en el descansillo, había muchas moscas e incluso gusanos. Cuando se personaron en el lugar, los agentes echaron la puerta abajo y se encontraron con un cuerpo en avanzado estado de descomposición y en el que no encontraron signos de violencia. Todo apunta, según estas fuentes, a que se trató de una muerte natural de la que nadie había tenido constancia hasta ahora.

El número de personas -sobre todo mayores- que mueren en sus casas y tardan semanas o meses en ser descubiertos crece a medida que la vida en familia se limita y el número de hogares unipersonales se multiplica. En el caso de Galicia, son alrededor de 121.500 personas mayores de 65 años las que residen en la más estricta soledad. De ahí que, periódicamente, en esta comunidad salgan a la luz fallecimientos que en países como Japón ya tiene hasta nombre, los kodokushis.

Más casos

El último caso fue el de un vecino de Ferrol vello fue localizado en su casa el pasado enero, en avanzado estado de descomposición, después de que los vecinos alertasen a la Policía de que llevaban cerca de un mes sin verlo. El cuerpo del hombre, de 68 años, tuvo que ser rescatado por la ventana del cuarto piso en el que vivía desde hacía décadas y en el que no solía recibir la visita de familiares. Como a otros tantos, nadie lo echó en falta. Más de un millón de mayores viven solos en España.