Feijóo, esta semana en Buenos Aires con estudiantes de la comunidad gallega
Feijóo, esta semana en Buenos Aires con estudiantes de la comunidad gallega - EFE
GALICIA

El guiño de Feijóo a la diáspora

El presidente de la Xunta invita a los hijos de emigrantes en Argentina a hacer el camino de vuelta y echar raíces

SANTIAGOActualizado:

En el balance del viaje institucional de Alberto Núñez Feijóo en Argentina destacan el acuerdo por el que país sudamericano podría construir la mitad de sus barcos en astilleros gallegos, o la reunión con el presidente Mauricio Macri para dejar constancia de que en San Caetano se sigue con especial interés, no exenta de preocupación, la inestable situación económica de la que se llegó a calificar de «quinta provincia» gallega. El periplo de Feijóo por tierras sudamericanas también le ha servido al presidente de la Xunta para hacer un guiño a los descendientes de la diáspora, animarles a que realicen el camino inverso al de sus antepasados y, por qué no, echar raíces en la Comunidad, necesitada de sangre joven para combatir el envejecimiento de la población.

«Nos interesa que vengáis a Galicia, que os quedéis, y por qué no», expuso abiertamente Feijóo, «¿por qué no vais a poder quedaros en vuestra tierra, si vuestros abuelos se quedaron en esta?». El mensaje iba dirigido a los jóvenes descendientes de emigrados gallegos, presentes en un acto en Buenos Aires, con el que se conmemoraron las 30 ediciones del programa «Conecta con Galicia», que desde su puesta en marcha ha permitido a más de 9.000 chicos y chicas, procedentes de más de una veintena de países, «fortalecer los lazos» con la Comunidad, según expresa la nota difundida desde la Xunta.

El jefe del Ejecutivo autonómico alabó las bondades de «Conecta con Galicia» porque, glosó, es una de esas iniciativas que permiten construir una Galicia que no solo traspasa fronteras, sino también generaciones. «Con este programa», enunció, «demostramos que hay una Galicia distinta a la que conocían vuestros padres y abuelos, donde nacer y trabajar. Una Galicia joven». Una Galicia, en definitiva, que poco o nada tiene que ver con la que muchos de esos descendientes de la diáspora conocerán probablemente a través de los relatos de sus mayores. Relatos de emigración y penurias.

Hoy las tornas han cambiado y es Argentina la que, nuevamente, vive tiempos convulsos. De ahí que sea más pertinente que nunca la franca invitación de Feijóo. Por más que el presidente, diplomático, también abogara durante estos días de recorrido por el país austral por «dar un voto de confianza a la economía», por el momento en manos del gabinete que lidera Macri. «Está haciendo reformas estructurales que van a ser buenas para el futuro del país y yo soy optimista», lanzaba un capote al mandatario, con la esperanza de que la «estabilidad» se erija en el «norte» hacia el que navegue la nave argentina.

Pero ahí queda la invitación a la diáspora de Feijóo, que hoy continúa en Mar del Plata, en otra jornada de contacto con la colectividad gallega y visita a una exposición sobre el Camino de Santiago, «nuestra tarjeta de presentación en el mundo», que en 2021 brindará la ocasión de «ver la mejor Galicia que jamás existió».