Luís Villares, Antón Sánchez y Carmen Santos, este lunes, cabizbajos durante el Pleno
Luís Villares, Antón Sánchez y Carmen Santos, este lunes, cabizbajos durante el Pleno - MIGUEL MUÑIZ
Tras el 28-A

El grupo parlamentario de En Marea busca desbancar a Villares como portavoz

El varapalo en las urnas a la candidatura del juez en excedencia agrava su posición. Solo se asegura el respaldo de tres diputados. Si no cede, podría determinar la ruptura del grupo

Actualizado:

El mal resultado electoral del domingo agudizó la complicada situación del portavoz de En Marea y los movimientos para desbancar a Villares de la portavocía de la izquierda rupturista en el Parlamento gallego no se han hecho esperar. El Grupo Parlamentario de En Marea se reunirá este martes de urgencia para abordar el posible relevo del portavoz. Fuera de la coalición que en otras convocatoria les llevó a las urnas junto con Podemos y EU, la candidatura del juez en excedencia recabó el domingo apenas un 1% del voto, 17.726 papeletas, que les relagaron a séptima fuerza en Galicia, adelantados por el partido de Santiago Abascal (5,27%).

Fuentes del grupo han explicado a Efe que han sido los propios diputados de En Marea, críticos con la dirección de Villares desde hace un año y alentados por el mejor resultado electoral de En Común-Unidas Podemos frente al de la formación de Villares los que han auspiciado esta reunión. Los movimientos han sido varios a lo largo de este lunes en el Parlamento gallego por lo que ya se barajan nombres para asumir el cargo.

En un principio, informa Efe, parecía que las personas con más posibilidades para suceder al exmagistrado en el cargo serían los actuales viceportavoces del grupo, sobre todo, Antón Sánchez, pero este nombre ya no contaría con el mismo respaldo que hace unos meses después de que Anova diese un paso atrás y optase por no concurrir en coalición con Podemos y Esquerda Unida a los comicios. También valoran que, como se propuso en un primer momento y como se hizo en el Congreso en la pasada legislatura, el cargo sea rotatorio.

La remodelación podría salir adelante ya que la actual configuración de fuerzas evidencia que Villares solo se aseguraría el respaldo de otros tres diputados —Davide Rodríguez, Paula Verao y Pancho Casal—. De este modo, y si Villares no cede, la ruptura del grupo parlamentario podría adelantarse a antes de los comicios locales del próximo mayo propiciando un escenario todavía más convulso en el espacio de la izquierda rupturista.

El Consello das Mareas se reúne este mismo lunes para tomar también una determinación ante las posibles decisiones que se fraguen en la jornada del martes cuando el grupo se reúna al acabar el pleno ordinario.