Una concentración de los trabajadores de Alcoa ante la Xuna de Galicia
Una concentración de los trabajadores de Alcoa ante la Xuna de Galicia - MIGUEL MUÑIZ
CRISIS DE LAS ELECTROINTENSIVAS

El Gobierno estudiará el plan de la Xunta para empresas como Alcoa

Podría aceptar algunas propuestas, pero ve imposible las rebajas fiscales

SantiagoActualizado:

El Gobierno central se muestra dispuesto a aceptar algunas de las propuestas de la Xunta para rebajar la factura de la luz a las empresas como Alcoa. En una entrevista en la Radio Galega, la ministra de Reyes Maroto aseguró que estudiará las alegaciones de la Xunta al borrador del estatuto para las industrias electrointensivas. Pero Maroto ya advirtió que algunas de las medidas, como las rebajas fiscales, no podrán llevarse a cabo dado que no existen presupuestos.

El Gobierno se ha comprometido a aprobar el borrador dos días antes de las próximas elecciones generales del 28-A. Con el nuevo reglamento se pretende paliar la crisis que atraviesan las empresas grandes consumidoras de energía, que advierten que los elevados precios de la luz ponen en riesgo su continuidad en España. Pero el texto no ha gustado ni a Alcoa, ni a la patronal del sector ya que consideran escaso el montante de ayudas que recibirán. La multinacional estadounidense del aluminio, que cerrará sus plantas de La Coruña y Avilés si no aparece comprador, ha dudado incluso de la viabilidad de su factoría más grande, la de San Cibrao en Cervo.

Al igual que la industria, la Xunta considera que las medidas no serán suficientes y el pasado lunes remitía las alegaciones con sus propuestas. La ministra de Industria se mostró ayer dispuesta a aceptar compensaciones por emisiones contaminantes. Pero rechazó la posibilidad de rebajas de impuestos. «Hay un tema que no podemos desarrollar por la falta de tiempo en cuanto al Gobierno, que son esos incentivos fiscales, puesto que, para desarrollarlos, necesitamos asociarlos a unos nuevos presupuestos, y en estos momentos de descuento, con una legislatura que se está agotando, no podemos acordar incentivos nuevos», explicó. Entre sus propuestas, el Gobierno autonómico también pedía rebajar los peajes de acceso a las redes.

Protesta en Madrid

Ante los mensajes de Alcoa, los trabajadores de San Cibrao se suman a las movilizaciones que desde hace meses protagonizan sus compañeros de La Coruña y Avilés. El comité de empresa de la planta, en la que trabajan unas 1.300 personas, anunció ayer que hoy empleados de Cervo se desplazarán a la concentración prevista ante el Congreso de los Diputados, donde representantes de La Coruña y Avilés esperan ser recibidos por diferentes cargos políticos.

Los sindicatos también consideran insuficientes las propuestas del Gobierno central para garantizar el futuro a la industria electrointensiva. Xosé Paleo, presidente del comité de empresa en San Cibrao, explicó que las reclamaciones son «básicamente las mismas» que las de la patronal. Según informa Efe, Paleo aseguró que los trabajadores añaden además la exigencia de que se garantice el mantenimiento del empleo y un plan de inversiones para asegurar el futuro de la instalación.