La ministra Teresa Ribera y el alcalde de AS Pontes, Valentín González Formoso
La ministra Teresa Ribera y el alcalde de AS Pontes, Valentín González Formoso - ABC
EL FUTURO DE LAS TÉRMICAS

El Gobierno se corrige: la central de As Pontes no cerrará en 2030

No se verá afectada por la normativa de 2020 y seguirá activa si cumple en el futuro

SantiagoActualizado:

Como viene siendo un sello identificativo en este Gobierno, tras una manifestación, una conveniente rectificación. El Ministerio de Transición Ecológica enmendó hoy al secretario de Estado de Energía, José Domínguez, quien afirmó la pasada semana que las centrales térmicas en España cerrarán entre 2020 y 2030. «Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que entre 2020 y 2030 van a cerrar todas», afirmó Domínguez durante un foro el pasado jueves. La amenaza se cernía de manera inmediata sobre Meirama (con fecha de cierre en 2020) pero también en As Pontes, que habría de bajar la persiana en 2030. Pero de una parte de lo dicho, nada de nada.

Así al menos se lo transmitió ayer la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, al alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de La Coruña, Valentín González Formoso. La central de ciclo combinado que Endesa posee en Ferrolterra «no tiene fecha» de cierre en el horizonte, ya que en la actualidad está adaptada a la normativa comunitaria que entrará en vigor el 1 de enero de 2020 «y seguirá en funcionamiento mientras siga adaptándose a las normativas comunitarias de emisiones que se vayan aprobando». Caso aparte es Meirama, propiedad de Naturgy, sobre la que la amenaza de cierre sí que no se disipa, por el momento.

Mensaje de tranquilidad

Formoso reconoció tras su reunión en Madrid que «había dudas respecto a la fecha de cierre de la central de As Pontes», una instalación de la que vive no solo su municipio sino buena parte de la comarca e infraestructuras como Reganosa, principal suministradora de gas para la generación de energía eléctrica.

«El mensaje de tranquilidad es absoluto», insistió el regidor, «As Pontes es el ejemplo de las centrales térmicas que en este país van a hacer sus deberes», en forma de «inversión multimillonaria» por parte de Endesa, que va a destinar a su planta más de 220 millones de euros para adaptarse no ya a la regulación que está a punto de entrar en vigor, sino con la vista puesta en las que puedan aprobarse en Europa a medio plazo. «Mientras cumpla, tendrá futuro», sintetizó González Formoso.

El presidente de la Diputación solicitó a la ministra «prudencia» para que no se repitan declaraciones como las del secretario de Estado que hicieron saltar la alarma en Cerceda y As Pontes y se genere «confusión». Así pidió igualmente que no se mezcle el cierre de «once centrales de carbón en España» —entre ellas Meirama— con «tres que van a sobrevivir porque hicieron los deberes» en materia de inversiones para su modernización.

Con el mensaje de tranquilidad bajo el brazo también se fue de la reunión el presidente del comité de empresa, Luís Varela, que acudió a la misma junto a González Formoso. «Nos vamos con la sensación de que podemos estar tranquilos en nuestro centro de trabajo», si bien reconoció que «la alarma fue sacada de contexto en un escenario que no fue el adecuado».

Despejada la duda sobre As Pontes, las incertezas se derivan a Meirama, y ello centrará la reunión de la semana próxima del presidente de la Xunta con la ministra Ribera.