Mariano Gómez-Ulla, presidente del Club Financiero Atlántico
Mariano Gómez-Ulla, presidente del Club Financiero Atlántico - IAGO LÓPEZ
MARIANO GÓMEZ-ULLA, PRESIDENTE DEL CLUB FINACIERO ATLÁNTICO

«Galicia tiene una posición magnífica para ser potencia en tecnología»

Defiende que la Comunidad debe tener un proyecto económico claro

SantiagoActualizado:

Mariano Gómez-Ulla preside el Club Financiero Atlántico, el centro de reunión y negocios en el que se cita el empresariado coruñés. Satisfecho por el galardón otorgado por el Colegio de Informáticos de Galicia por la organización de la Mobile Week como el «evento tecnológico más importante de Galicia», Gómez-Ulla se muestra convencido de que la Comunidad no puede perder el tren del 5G, que permitirá multiplicar por diez la velocidad de conexión a Internet en las redes inalámbricas.

¿Hay alguna novedad para la próxima Mobile Week de noviembre?

Este año vamos a dedicarle una parte importantísima a la ética. La tecnología facilita mucho las cosas, pero es muy peligrosa. Es importante aplicar la ética. Todo el evento va a estar impregnado además de lo que va a significar el 5G. No sé si somos lo suficientemente conscientes de que llega una era nueva. El 5G va a influir en el desarrollo de la industria 4.0 y en el desarrollo tecnológico de forma salvaje. Tenemos que intentar trasladarle a los grandes empresarios y a todo el mundo la necesidad de que se implique y se actualice en el mundo tecnológico.

¿Está el empresariado gallego preparado para esta revolución tecnológica del 5G?

Yo creo que Galicia tiene una posición magnífica para ser una potencia en tecnología. Tenemos un desarrollo enorme de las redes, posiblemente tengamos el mayor desarrollo de Europa de fibra óptica en este momento. Tenemos un vivero de empresas magnífico y hay además un observatorio de 5G en España, y la UE va a patrocinar con mucho dinero. A Galicia le da casi 10 millones de euros en este tema. Lo que necesitamos fundamentalmente, y no solamente en esto sino en todo, es que, de una vez por todas, Galicia se entere de que hay que sumar, que hay que trabajar en equipo, que hay que ir de la mano. Ha llegado el momento de que se acabe con los personalismos y con los localismos.

¿Qué tipo de empresas podrían beneficiarse más del 5G?

Lo importante es que hay ya start ups y aceleradoras que están trabajando en ello. ¿En qué sectores? En todos. Muy importante es lo que el 5G va a aportar al mundo de la automoción. La aplicación del 5G vale para cualquier tipo de empresas, conserveras, textil... Va a una velocidad tal que o estamos en ello o estamos perdidos.

Mientras surgen estas nuevas posibilidades que ofrece la tecnología hay otras industrias más tradicionales, como por ejemplo Alcoa, que atraviesan dificultades. ¿Qué supondría para La Coruña perder la fábrica de aluminio?

Situaciones como la de Alcoa y otras muchas lo que hay que hacer es prevenirlas. No se trata de esperar a que haya un fuego para apagarlo. El tema de Alcoa es un tema que se conoce hace muchos años que se va a producir, hace muchos años que hay que intentar poner a eso soluciones. Si esa empresa no se va a desarrollar, busquemos una oportunidad, lo que se trata es de salvar el empleo de muchas familias.

¿Cree que las políticas públicas de apoyo a la industria no acaban de funcionar?

Estamos en un momento complicado. Lo que hay que intentar es llevar a cabo un proyecto muy claro de qué queremos hacer con Galicia. Hay que generar un proyecto de desarrollo. No para mañana, si no para los próximos 50 años. Hay que tener muy claro qué sectores son los más importantes, en cuáles podemos ser cabecera y cómo podemos coordinarlos entre ellos. Industrialmente, no cabe duda de que la Comunidad tiene sus problemas, algunos importantes. Hay unas empresas que funcionan perfectamente, todo el mundo las conoce, pero el resto de Galicia está francamente en caída libre. A eso no le sumemos el problema demográfico. No cabe duda que nos hace falta una inmigración controlada, atraer a los gallegos que se nos han ido, y evitar que la gente que está aquí se vaya.

¿Está preocupado el Club Financiero por la ralentización de la economía gallega?

Sin duda, es un tema que nos preocupa mucho. Estamos viendo cómo podemos hacer para que pare de descender nuestro crecimiento y volvamos a la senda anterior, pero eso pasa por mucha industria; hay que industrializar toda Galicia.

¿Temen que llegue otra recesión o de momento no se avecina?

enemos nubarrones en el horizonte corto. Esperemos que eso se corrija, pero está toda Europa y detrás de Europa el mundo entero. Hoy ya no estamos aislados. Tenemos que trabajar para fortalecer una Galicia única, común y unida y un desarrollo tecnológico. Tenemos magníficas empresas tecnológicas, pero necesitamos generar mucho más mercado y trabajar más unidos y de la mano, para que sean empresas importantes.

La falta de Gobierno central y las dificultades para formarlo son también un motivo de preocupación.

Por supuesto, la incertidumbre política afecta. El dinero es muy cobarde. Me parece vergonzoso que no haya un interés claro de país y todo se esté convirtiendo en un interés propio de partido.

En La Coruña el Gobierno cambió de manos. ¿Qué tal es la comunicación con la socialista Inés Rey?

Hemos tenido varias reuniones con el nuevo equipo de gobierno socialista, sobre temas del desarrollo de la ciudad y de la organización de la Mobile Week. Se han puesto a nuestra entera disposición.

Al margen de la Mobile Week, ¿hay alguna otra reclamación que le hagan a la alcaldesa?

Hay algo importantísimo, el tema de desarrollo, y no entorpecer con temas burocráticos. Pero de momento tenemos que darle un compás de espera porque acaba de llegar.