Antonio Fraguas, en el centro, en el Museo do Pobo Galego del que fue fundador y director
Antonio Fraguas, en el centro, en el Museo do Pobo Galego del que fue fundador y director - MUSEO DO POBO GALEGO
LITERATURA

Galicia homenajea a Antonio Fraguas en su Día das Letras

Historiador y geógrafo será recordado por su estudio de la cultura campesina y por devolver la «voz al pueblo»

SantiagoActualizado:

Antonio Fraguas (Cotobade, 1905- Santiago 1999) será recordado siempre por recuperar la voz del pueblo gallego. «Llegó en el momento preciso para recoger los pilares de nuestra cultura, nuestro mundo campesino que estaba desapareciendo», apuntó Francisco Díaz-Fierros, encargado de defender en la Real Academia Galega (RAG) la candidatura del historiador y geógrafo, al que Galicia rinde hoy homenaje por el Día das Letras. La RAG recuerda esta mañana su legado en un pleno extraordinario en la «carballeira de Famelga», en su localidad natal, al pie de la que fuera su escuela. Allí uno de sus primeros maestros convenció a su familia de que el niño debería estudiar una carrera en vez de convertirse en maquinista de trenes.

Desde 1963, Galicia celebra cada 17 de mayo su Día das Letras, una fecha creada por la Real Academia Galega para honrar y reivindicar su lengua a través de su cultivo literario. La primera homenajeada fue la poetisa Rosalía de Castro que hacía justo cien años, el 17 de mayo de 1863, había visto publicada su libro «Cantares Galegos», una obra que marcaría el resurgir de la producción literaria en lengua gallega. La jornada se ha convertido en un día festivo autonómico y congrega multitud de actividades alrededor de la figura homenajeada en todos los ámbitos, desde el institucional, al educativo, el asociacionismo o la empresa privada.

El autor seleccionado este año, Antonio Fraguas fue miembro de las Irmandades da Fala y del Seminario de Estudos Galegos (SEG), etnógrafo, historiador, director y presidente del Museo do Pobo Galego, profesor depurado por el franquismo, narrador oral excepcional e intelectual con una popularidad poco común. Su biografía ofrece un recorrido por buena parte de la historia gallega del siglo XX en el que «contribuyó además a proyectar el gallego como vehículo de expresión válido para cualquier conocimiento», destaca la RAG. Fue «un puente entre la Galicia actual, la Galicia del siglo XX y la Galicia que fuimos», explica a Ep, Malores Villanueva, autora de la biografía que publica la Editorial Galaxia.

Alumno de Castelao o Antón Losada Diéguez durante el Bachillerato en Pontevedra, Fraguas ocuparía años después la silla del autor de «Sempre en Galiza» cuando el 8 de mayo de 1956 ingresó en la Real Academia Galega. Afirmó sentir un «miedo tremendo». Pronunció un discurso hilado por versos populares, que ahora recupera la RAG mediante una publicación. Fue precisamente en el estudio de la cultura campesina, en especial de su parte espiritual, donde más destacó su obra. Fiestas, creencias, romerías, canciones, usos y costumbres, aparecen en sus ensayos y conferencias. Fraguas destacó también por formar parte del equipo fundador y posteriormente dirigir durante muchos años el Museo do Pobo Galego, un centro que nació con los objetivos de investigar, conservar, divulgar, defender y promover la cultura gallega en todos sus ámbitos.

Hoy numerosos actos están programados en Galicia para recordar su figura. Además del homenaje de la RAG en Cotobade, el Consello da Cultura Galega organiza un concierto protagonizado por la orquesta folk SonDeSeu en el Auditorio de Galicia en Santiago. En el Museo do Pobo Galego puede visitarse una exposición que muestra la biografía de Fraguas y los diferentes campos de su trabajo. Destaca también la propuesta de la Cidade da Cultura, que impulsa una lectura participativa, también a través de las redes sociales, de las obras del homenajeado.