Folleto que presuntamente repartía la juez tarotista
Folleto que presuntamente repartía la juez tarotista - EFE
Nueva polémica

La Fiscalía actúa contra la juez tarotista por indultar a presos

El Ministerio Público recuerda que no tiene competencias para conceder esta medida

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nueva polémica protagonizada por la juez tarotista de Lugo. El Ministerio Fiscal ha decidido intervenir contra tres providencias emitidas por María Jesús García en las que la juez de Vigilancia Penitenciaria de la capital lucense concedía indultos parciales a presos a pesar de no tener competencias para ello. Fuentes del Ministerio Público confirmaron a Europa Press la presentación de tres recursos contra las cuestionadas resoluciones, dos ante la Audiencia Provincial de Lugo y uno ante la propia juez. En el primero de los casos, se trata de dos recursos de apelación ante la Audiencia, uno de los cuales ya ha sido resuelto anulando el indulto concedido por la juez. El tercero ha sido un recurso de forma presentado ante la magistrada, que según estas mismas fuentes «rectificó y anuló su propia resolución».

En todos los casos se trata de la concesión de indultos parciales a presos, una competencia que es exclusiva del Gobierno a través del Consejo de Ministros. Según recuerda Fiscalía, la «competencia» de los jueces en este caso pasa únicamente por proponer estos indultos, motivo por el cual han decidido iniciar estas actuaciones contra las prácticas de la magistrada de Vigilancia Penitenciaria.

No es la primera vez que María Jesus García se ve en el centro de la polémica. Hace unos meses su nombre saltaba a la luz pública tras trascender que el Consejo General del Poder Judicial le había abierto un expediente disciplinario por compatibilizar su actividad judicial con echar las cartas del tarot, expediente que finalmente acabó siendo archivado.

En concreto, este proceso se inició después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) trasladase un escrito del presidente de la Audiencia Provincial de Lugo en el que comunicaba que había tenido conocimiento de que la magistrada «de forma pública» repartía octavillas publicitarias «anunciándose como tarotista y vidente con gran experiencia en echar las cartas de tarot». Este escrito dio lugar a la apertura de unas diligencias informativas por parte del promotor de la acción disciplinaria, a las que se le unieron varias informaciones periodísticas en las que se confirmaba que la propia magistrada realizaba la citada actividad.

Archivo del expediente

Sin embargo, el pasado mes de octubre los vocales del Consejo General del Poder Judicial consideraron por una ajustada votación que finalizó con un resultado de 4 votos a 3 que la prueba en la que se basaba la incoación del expediente era ilícita. Se trataba de una grabación con cámara oculta que periodistas del diario «El Progreso» realizaron en el domicilio de la magistrada. Haciéndose pasar por particulares, los redactores constataron que María Jesús García cobraba por sus consultas, mientras que ella había sostenido que era su asistente personal quien se encargaba de leer las cartas del tarot. El promotor de la acción disciplinaria solicitaba una sanción de seis meses de suspensión de funciones para la magistrada por entender que se había cometido una falta «muy grave», que finalmente acabó quedando en nada.