Alberto Núñez Feijóo, entre Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, este miércoles en el acto de las Medallas de Galicia 2019
Alberto Núñez Feijóo, entre Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, este miércoles en el acto de las Medallas de Galicia 2019 - EFE
MEDALLAS DE GALICIA 2019

Feijóo reivindica el «eje del noroeste» frente a «ideologías que se alimentan del conflicto permanente»

El presidente de la Xunta otorga la máxima distinción autonómica a los expresidentes de Asturias, Javier Fernández, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera

SANTIAGOActualizado:

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado el «eje del noroeste», la entente potenciada en los últimos años por Galicia, Asturias y Castilla y León, tras entregar las Medallas de Galicia de oro a los expresidentes de estas dos últimas comunidades, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, y en presencia de los actuales, Adrián Barbón y Alfonso Fernández Mañueco, como «prueba de que hay una España de las autonomías que funciona y facilita la cooperación, ajena a procesos desestabilizadores que no son culpa de nuestra organización territorial, sino de ideologías y políticas que se alimentan del conflicto permanente, visibles ahora en diferentes naciones del mundo».

Feijóo, durante el acto solemne desarrollado este mediodía en el Museo Centro Gaiás, en Santiago de Compostela, ante unas 800 personas, con una nutrida representación de la clase política y otras instituciones del Estado y autonómicas, así como de la Iglesia y las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado, ha subrayado que Galicia, Asturias y Castilla y León son «ejemplo» de que «la política de suma cero no es la única posible en nuestro país», como demuestra la intensa labor que han desarrollado codo con codo.

«Resulta que son precisamente el olvido de la proximidad, el menosprecio de los asuntos más próximos, la confusión entre el tiempo electoral y el institucional, y la sustitución del diálogo por el soliloquio», ha indicado el presidente de la Xunta en su discurso, «los que conducen a la inexistencia de políticas de Estado y, por lo tanto, a una incertidumbre que acaba afectando a la vida cotidiana de los ciudadanos, origen y destino de la acción democrática».

El titular del ejecutivo gallego ha abundado que «estamos muy necesitados» de la «política de verdad, real y con mayúsculas», que a su juicio encarnan los galardonados, con las Medallas de Galicia 2019 como símbolo de «un oasis en medio del desierto político que llevamos transitando hace ya demasiados años en España». «Aquí están los políticos que se respetan y trabajan juntos a favor de su país, buscando puntos de encuentro y sin renunciar a sus diferentes convicciones», ha incidido, para recomendar por último a los recién elegidos presidentes asturiano y castellanoleonés que cuenten con ellos y les pidan consejo.

«El pacto, algo exótico»

Feijóo ha cerrado el acto asegurando que tanto Fernández como Herrera, «hoy», como le sucede a «mucha gente», «se han dado cuenta de que son gallegos». Palabras cariñosas especialmente pertinentes en el caso de Herrera, quien ha pronunciado buena parte de su discurso de agradecimiento en gallego. El primero en tomar la palabra ha sido el expresidente de Asturias, quien ha reivindicado el «lenguaje del acuerdo, la transacción, el compromiso y la cooperación», el que han empleado estos años las autonomías del noroeste. «Lo hemos hecho en un tiempo en el que el pacto aparecía como algo exótico en la política española». Un Estado, el español, que es «mejorable», pero «los tres pensamos que para mejorarlo no hay que caminar en la dirección de más fragmentación, sino de más multilateralidad, más cooperación, más cohesión y más lealtad».

Herrera, por su parte, ha defendido su «convicción de que la identidad no se pierde al relacionarnos con los demás, leal y abiertamente; la identidad se gana y se fortalece, alcanza un nivel superior. Negar lo que tenemos en común con otros no nos hace ser más especiales, solo nos hace ser más torpes y más solos». «Hemos coincidido», ha abundando en referencia a Galicia, Asturias y Castilla y León, «en que España se construye colaborando. La defensa de los intereses comunes es más eficaz si no la llevamos a cabo de manera aislada, sino a través de una política de cooperación y cohesión».

La interpretación del himno de Galicia ha puesto el broche al acto, celebrado en la víspera del día grande de la Comunidad, el del Apóstol Santiago.