El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, este jueves
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, este jueves - EFE
PROBLEMA DEMOGRÁFICO

Feijóo anuncia 15 nuevas casas nido en el rural, donde será obligatorio que los niños estén vacunados

El presidente pedirá por escrito al Gobierno el pago de los más de 700 millones que adeuda a la Xunta

SantiagoActualizado:

Si este miércoles el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunciaba medidas «todos los meses hasta final de legislatura» para luchar contra los problemas demográficos en la Comunidad, al día siguiente el mandatario autonómico explicó una nueva medida para luchar contra el retroceso en el número de habitantes y el continuo abandono del rural gallego. El Consello de la Xunta aprobó este jueves la creación de quince nuevas casas nido en el rural de la Comunidad. Esta puesta en marcha de estas casas nido, que permiten a particulares autorizados y que cumplan los requisitos a cuidar hasta a cinco niños de los cero a los tres años, eleva el número de estos proyectos de los 61 de la actualidad hasta los 76.

Pero el anuncio viene con tres novedades principales con respecto al proyecto que funciona en la actualidad y desde el año 2016, que afectan tanto a los profesionales que las crean como a los niños y sus padres. Por un lado, el presidente anunció que el primer año recibirían una vez exista la luz verde a la autorización para abrir la casa un adelanto del 100 por cien del dinero destinado al proyecto: esto es, una cuantía anual de casi 20.000 euros. A partir del segundo año recibirán un adelanto del 75 por ciento (antes era del 35 por ciento), acabando con los tres plazos en los que el Ejecutivo autónomico abonaba los pagos, que a juicio de Feijóo, «tensionaban las economías modestas».

Otra de las novedades es la obligatoriedad de que los niños que entren a esas casas nido tengan que tener al día el calendario de vacunación. La Xunta ya anunció hace unos días esta medida para todas las guarderías de titularidad pública que existan en la autonomía. Por otra parte, Feijóo señaló que se priorizarían a la hora de seleccionar a los niños para las casas nido a los que provengan de familias monoparentales o numerosas.

El Ejecutivo gastará «poco más de un millón de euros» en estas quince nuevas casas nido, que podrán dar servicio a 75 niños más y que dan servicio a aquellos lugares en los que por falta de niños no se pueden abrir guarderías convencionales. Feijóo remarcó que con este aumento se pretende llegar cada vez a más concellos gallegos de menos de 5.000 habitantes, con el objetivo de poco a poco ir cubriendo toda la geografía gallega. «Queda poco para que en lugares donde no había sitios que permitan la conciliación esta exista», remarcó el presidente del Gobierno gallego en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Ejecutivo. Así, gracias a proyectos como este «conciliar es más sencillo que nunca», señaló, aunque volvió a recordar otras ayudas como la Tarxeta Benvida o los beneficios fiscales o para acceder a guarderías.

Y si el Consello aprobó medidas para echar una mano a los padres y potenciar la presencia de jóvenes en el rural y que haya más garantías a la hora de tener hijos, la reunión semanal del Ejecutivo también dio luz verde a la mejora y universalización de la hospitalización domiciliaria. En una Galicia en la que el SERGAS tendrá que atender cada vez más a gente más mayor y más tratamientos crónicos, la Xunta ha apobado que la hospitalización en casa llegue al 100 por cien del territorio los 365 días del año. Para ello se aumentará en un 33 por ciento los equipos que trabajan en este servicio, de 45 a 60, así como otros elementos necesarios para la ejecución de su trabajo, como los vehículos.

En estos momentos este tipo de hospitalización alcanza tres cuartas partes del territorio. El presidente se mostró consciente que el restante 25 por ciento pertenece a las zonas de la Comunidad a las que es más complicado dar servicio. Feijóo afirmó que esta hospitalización en el domicilio está «bien valorada y funciona bien», y permite una mayor comodidad tanto al paciente como al entorno del afectado. Ofrece los mismos cuidados que en la habitación de un hospital, las cuales se encuentran más holgadas de pacientes.