El presidente gallego, durante su comparecencia semanal ante los periodistas
El presidente gallego, durante su comparecencia semanal ante los periodistas - DAVID CABEZÓN/XUNTA
GALICIA

Feijóo admite que el dato del PIB es un «toque de atención importante» sin «preocuparse excesivamente»

El presidente de la Xunta espera «hablar con el Gobierno en serio» de las industrias metalúrgica y electrointensiva

SANTIAGOActualizado:

Es un «toque de atención importante» aunque tampoco para «preocuparse excesivamente». Así ha valorado Alberto Núñez Feijóo el dato del PIB de Galicia en el primer trimestre de 2019, con un crecimiento interanual del 2,3 por ciento, «por encima de la media de la UE», pero un dato trimestral, del 0,4, como supone una «desaceleración», al crecer a un «ritmo inferior» al registrado en trimestres anteriores. El dato previo era del 0,7%. En todo caso, «mantenemos la previsión de crecimiento del PIB conforme a lo previsto, al 2,5%, una décima más que el resto de España», ha subrayado.

El presidente de la Xunta, a la conclusión de la reunión semanal del Consello, ha querido destacar que la «conclusión positiva» es que «la economía gallega sigue creciendo», con el gasto en consumo creciendo un 2,7%, el mayor incremento desde 2008, y mención especial a los hogares, con un 3,4%. Al tiempo, sube la inversión de las empresas, con un 6,9%, dato que Feijóo ha calificado de «excepcional» y «muy positivo». En paralelo, el último año deja 18.000 nuevos puestos asalariados a tiempo completo.

Por sectores, servicios (3,7%) y construcción (5,5%) son los que mejor se comportan. ¿Qué le «preocupa» a la Xunta? La industria, que baja un 3,1% por un «factor coyuntural», el de la producción de energía eléctrica, pero lo que más inquieta es la metalurgia y fabricación de productos de hierro y acero, con un descenso del 24%. Esto, para Feijóo, acredita que Alcoa no está «trabajando al mismo ritmo», con Coruña en un «impass», Lugo que no pasa por su «mejor momento»; y los astilleros de Fene Ferrol que ese están «quedando sin carga de trabajo».

«Contamina el crecimiento»

«Esperemos poder hablar con el Gobierno en serio», ha señalado el jefe del ejecutivo gallego, de cuestiones que «nada tienen que ver con la economía gallega desde el punto de vista interno», pero que no se pueden tomar «a broma», pues tienen un «impacto directo» y esto «contamina el crecimiento total de la economía gallega».

En menor medida, no gusta el dato de exportaciones, si bien se compara con un trimestre que se salió de las gráficas con un alza del 33%. Un «fallo» que hay que «relativizar». Lo que escuece es que en el «mejor momento del consumo interno» y de la «inversión de las empresas» asentadas en Galicia, se desplomen la metalurgia y la industria electrointensiva. «Preocupa» y mucho. «Espero que todos tomemos nota», ha reclamado Feijóo.