Los estafados confiaron en un falso proyecto de construcción de vivienda
Los estafados confiaron en un falso proyecto de construcción de vivienda - FABIÁN SIMÓN
Tribunales

Estafan ocho mil euros ofreciendo falsos proyectos de vivienda en fincas de otros

Colocaron sus ganchos a través de fotocasa.es y segundamano.es y solicitaron pagos para iniciar los proyectos que nunca llegaron a devolver

SantiagoActualizado:

El miércoles se sentarán en el banquillo de la Audiencia de La Coruña los dos acusados de engañar a varios compradores ofreciéndoles proyectos de viviendas sobre parcelas supuestamente edificables que no eran de su propiedad. Los dos procesados, apunta el escrito de la Fiscalía, operaban bajo el nombre de una empresa ficticia y contactaron con sus víctimas a través de las páginas web de segundamano.es y fotocasa.es. El Ministerio Público pide para ellos seis y cinco años de prisión por un delito continuado de estafa, además de la indemnización a los denunciantes en las cantidades entregadas para, supuestamente, sufragar trámites iniciales de la puesta en marcha de los ficticios proyectos de construcción: 1.700 y 6.300 euros en cada uno de los casos denunciados.

Los dos contactos se realizaron en julio de 2014, con los ganchos de «una finca con vivienda a construir de tres o cuatro dormitorios con un precio de hasta 180.000 euros en el municipio coruñés de Oleiros» y otra «con proyecto de ejecución de vivienda en la zona O Seixal-Oleiros». Utilizando nombres ficticios, expone el escrito de calificación, los acusados llegaron a mantener reuniones y encuentros con sus víctimas en las que simulaban avanzar en las tramitaciones necesarias y reclamaban a sus supuestos clientes pagos iniciales por las gestiones iniciadas. A continuación llegaban las largas y las excusas sobre la falta de avances. En el primero de los casos señalados la perjudicada llegó a descubrir que la parcela a edificar era propiedad de un tercero y se encontraba a la venta por un precio mayor, obteniendo nuevas excusas sobre la titularidad de las finca y finalmente el silencio. Los segundos afectados conocieron que uno de los acusados había estado implicado en operaciones fraudulentas entre los años 2005 y 2008 en la zona de Pontevedra, donde había llegado a constituirse una plataforma de afectados por sus prácticas. Reclamaron entonces los pagos adelantad0s y nunca consiguieron la devolución de cantidad alguna.