«EDULINGÜE»

La enseñanza en inglés se amplía en los ciclos de FP y la educación infantil

La Xunta prolonga su modelo del plurilingüismo y se prepara para crear el Bachillerato de excelencia en idiomas

El plan habilitará 18.000 plazas en cursos de formación para que los profesores mejoren su nivel lingüístico

SantiagoActualizado:

El castellano y el gallego colocan a Galicia en el selecto club de las lenguas más habladas del mundo. Conquistado el espacio hispano y el lusófono, la Xunta enfoca el punto de mira hacia el mundo global. Hacia el inglés. El Consello de Goberno aprobó ayer, en su reunión semanal, una nueva estrategia del plurilingüismo. El objetivo: extender la enseñanza en idiomas a todos los niveles del sistema, desde los primeros años de educación infantil hasta los ciclos de Formación Profesional o los programas artísticos y deportivos.

Unos 200.000 alumnos se incorporarán a esta renovada hoja de ruta de la Consellería de Educación, creada como «prolongación natural» de la enseñanza trilingüe que marcó la senda de Feijóo desde su llegada a la Xunta en 2009. «Esta apuesta no siempre fue entendida, sobre todo al principio», reflexionó ayer el mandatario autonómico.

El modelo, consolidado, busca ahora hacerse en hueco en todas las aulas. Además de adherirse a los programas académicos de la FP y las escuelas, el Gobierno gallego creará un Bachillerato de excelencia en idiomas. Los alumnos que se acojan a él —se espera que cuarenta institutos lo oferten— recibirán fuera del horario lectivo clases extra en una tercera lengua. Al final de su experiencia en la secundaria, la administración los guiará para que se presenten a los exámenes oficiales y acrediten, por lo menos, que han adquirido un nivel B2 (medio).

En el cuánto está una de las claves de la iniciativa, tutelada por el departamento de Román Rodríguez. La Xunta se propone que medio millar de centros sean considerados «plurilingües», fundar 600 secciones especializadas para la enseñanza en idiomas y duplicar el número de auxiliares de conversación hasta alcanzar la cifra redonda de 1.000. Si estas previsiones se cumplen, en 2020 el 100% de los centros financiados con dinero público contará al menos con una unidad dedicada a impartir lenguas.

Los resultados avalan la trayectoria iniciada en 2009. En aquel año, menos de 13.000 alumnos recibían una educación que trascendía al castellano y al gallego; y solo existían 67 auxiliares de conversación repartidos por todos las escuelas e institutos de Galicia.

Los planes de la Consellería tampoco dan esquinazo a la universidad. El Sistema Universitario de Galicia (SUG) ofertará «en un horizonte próximo» grados impartidos en inglés y se ampliará el abanico lingüístico de los máster. Así se busca mejorar el caché de las tres universidades gallegas hacia el exterior y ganar en internacionalización del alumnado.

Correa de transmisión

La estrategia actuará, a su vez, como correa de transmisión entre todas las piezas del engranaje educativo. Rodríguez aludió a los profesores como una «pieza clave» para la excelencia: la mejora de su formación repercutirá directamente en la de sus alumnos. A su disposición se habilitarán 18.000 plazas para asistir a cursos y luchar para que uno de cada tres docentes en Galicia acabe obteniendo un certificado C1 (alto).

Y del colegio a casa. En las familias acaba la estrategia «integral» y progresiva de la Xunta. Los hogares podrán tener acceso al nuevo portal «EdulingüeNET» para mantener un control sobre el programa y se habilitará una escuela de padres y madres para que el modelo del plurilingüismo no se agote cuando suene el timbre de las aulas.