Compañeros de los jóvenes fallecidos, en el exterior de la iglesia de Santiago, en Redondela
Compañeros de los jóvenes fallecidos, en el exterior de la iglesia de Santiago, en Redondela - SALVADOR SAS/EFE
REDONDELA

Emotiva despedida a los tres jóvenes muertos en el accidente en la AP-9

La iglesia se quedó pequeña en el funeral dea Sara, Bieito y Sofía, los tres menores fallecidos el miércoles en el siniestro de tráfico de Teis

R. L.
SantiagoActualizado:

La iglesia de Santiago quedó pequeña este viernes para despedir a Sara, Bieito y Sofía, los tres jóvenes de 17 años que en la noche del miércoles se dejaban la vida en la mediana de la AP-9 a la altura de Teis. El martes se habían graduado y en el momento del siniestro se dirigían a Vigo junto o otros dos amigos del IES Mendiño de Redondela para seguir la final de la Europa League. El conductor, de 18 años, permanece hospitalizado en la UCI del Álvaro Cunqueiro y el copiloto, ingresado en el hospital de Fátima, pudo recibir el alta.

La profesora de Religión de los chicos y jefa de estudios del instituto redondelano, Almudena Suárez, se hizo cargo del recuerdo de sus alumnos: la alegría de Sofía, «deportista y habladora», dijo; la sonrisa de Sara y la simpatía de Bieito, quien, en una triste paradoja, recogió Ep, «siempre llegaba tarde» pero se ha ido demasiado pronto. Que nunca se olviden sus «ganas de vivir», pidió la docente, poniendo palabras al dolor compartido ante unas muertes «inesperadas e incomprensibles» que dejan atrás a «tres familias rotas».

El funeral fue oficiado por el obispo de la Diócesis de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, que quiso arropar a los familiares y seres queridos de los tres chicos en esta vivencia «desgarradora». Con decenas de jóvenes siguiendo la celebración desde el exterior del templo, Quinteiro Fiuza, informó Efe, hizo un llamamiento a la comunidad para seguir respaldando a las familias a las que «les faltan sus hijos».

El Juzgado de Instrucción Número 5 de Vigo, en funciones de guardia la noche del miércoles, se ha hecho cargo de la investigación. El exceso de velocidad se perfila como la causa probable del siniestro. El joven que conducía dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas.