El etiquetado europeo identifica la procedencia del huevo a través de los dígitos 0, 1, 2 o 3
El etiquetado europeo identifica la procedencia del huevo a través de los dígitos 0, 1, 2 o 3 - JAIME GARCÍA
Alimentación

Ecológicos, camperos o de jaula: desarrollan un test 100% fiable para evitar fraudes en los huevos

Investigadores de la Universidad de Santiago diseñan un método analítico de bajo coste que identifica el método de cría seguido en cada caso a partir de la composición lipídica de las yemas

SantiagoActualizado:

Ecológicos, camperos, de gallinas criadas en suelo, o en jaula. El etiquetado europeo obliga a distinguir la procedencia de los huevos comercializados a través de los dígitos 0, 1, 2 o 3, en una escala que va desde los obtenidos a partir de gallinas con alimentación ecológica y criadas al aire libre hasta los procedentes de aves enjauladas. Hasta la fecha, ningún método permitía discriminar en un único análisis entre las cuatro tipologías descritas. Ahora, una investigación desarrollada en la Universidad de Santiago de Compostela (USC) en el marco de la tesis doctoral de Gema Puertas —bajo la dirección del profesor de la Facultad de Veterinaria de Lugo Manuel Vázquez— ha permitido obtener un test que, con una fiabilidad contrastada del 100%, hace posible distinguir entre los cuatro tipos de huevo en un único procedimiento. La clave, explica Vázquez, coordinador del grupo de investigación de Análisis Sensorial, Valoración Nutricional y Desarrollo de Nuevos Alimentos de la USC, ha sido concentrar el análisis en la composición lipídica de la yema de huevo, partiendo de la hipótesis de que la alimentación de la gallina y su grado de movilidad y actividad física iban a tener una traducción directa en esta variable. Así, con el uso de un espectofotómetro se obtiene el espectro ultravioleta visible NIR (infrarrojo cercano) asociado a cada composición, una tecnología, apunta Manuel Vázquez, económicamente asumible en cuanto a la inversión en equipos y con un gasto pequeño en reactivos consumibles, que podría resultar de interés tanto para la Administración a cargo de la inspección alimentaria como de la propia industria, en la vigilancia de su competencia. Incluso, apunta el investigador, para los consejos reguladores encargados de la certificación de los alimentos de producción ecológica.

Estos son los cuatro tipos de huevos según el método de cría de las gallinas que se distinguen en el etiquetado europeo a través de un 3, un 2, un 1 o un 0 como primer número del código, antes de la letra correspondiente al país de origen:

3 - Gallinas criadas en jaula. Desde 2012, por efecto de una directiva comunitaria de 1999, la normativa exige que las jaulas estén acondicionadas: una superficie mínima de 2000 cm², un nido y un espacio para picotear y escarbar, que puede contener varias gallinas. La superficie mínima utilizable por animal es 600cm² (16.7 gallinas/m²), el equivalente al que ocupa un hoja de papel tipo folio.

2 - Gallinas criadas en suelo. Las gallinas no están encerradas en jaulas, pero tampoco tienen acceso al aire libre. Las aves deambulan en los graneros de planta abierta con pisos cubiertos, equipados con nidos y perchas. El espacio que tienen es limitado (densidad de las aves podrá ser de hasta 9 gallinas por m²). En los sistemas 2 y 3, en algunos casos se corta el pico a las gallinas para que no se agredan unas entre ellas o a sí mismas.

1 - Gallinas camperas. En este caso, las gallinas sí tienen acceso al aire libre.

0 - Gallinas de producción ecológica. La normativa establece condiciones relativas a la densidad de población (máximo de 6 gallinas/m² dentro del gallinero y de 4 m² por cabeza en el espacio abierto) y de su alimentación (al menos el 80% de alimento debe proceder de la agricultura ecológica). En este sistema, el uso de medicamentos está muy restringido. En ningún caso se permite el corte de picos, salvo casos excepcionales, ni el uso de materias OGM (modificadas genéticamente).