Manifestación de los trabajadores de Alcoa celebrada el 28 de marzo en Madrid
Manifestación de los trabajadores de Alcoa celebrada el 28 de marzo en Madrid - EFE
INDUSTRIA

Doce inversores muestran interés por comprar las plantas de Alcoa

La Xunta cree que no concretarán oferta hasta que no se despeje la factura energética

SantiagoActualizado:

A menos de tres meses de que expire el plazo dado por Alcoa para vender sus plantas de aluminio de La Coruña y Avilés, doce inversores han mostrado interés por las factorías. El Gobierno central trasladó esta mañana a los sindicatos y a los gobiernos de Galicia y Asturias que nueve de ellos han firmado un compromiso de confidencialidad. Pero tras la reunión de la mesa de seguimiento de Alcoa celebrada en Madrid, la Xunta insistió que sigue sin haber ninguna oferta en firme. No la habrá, considera la Consellería de Industria, mientras el Ejecutivo central no garantice una rebaja sustancial del precio de la luz que permita a las plantas ser competitivas.

Según explica el comité de empresa de la factoría coruñesa, algunos de los inversores están interesados en quedarse con las dos plantas que Alcoa quiere cerrar y en las que trabajan unas 700 personas. Tres tendrían el trabajo más avanzado y contarían ya con un proyecto industrial para las factorías. El número de empresas o fondos de inversión sube de este modo de las ocho que había en la última reunión de la mesa de seguimiento celebrada hace un mes. Ninguna de las partes quiere desvelar los nombres, apelando a la confidencialidad exigida por la multinacional norteamericana.

Tanto Alcoa, como los trabajadores o la Xunta de Galicia insisten que no hay de momento ninguna oferta en firme. Para que se pueda dar es fundamental que el Gobierno central apruebe definitivamente las medidas con las que pretende abaratar la luz a las empresas grandes consumidoras de energía. Hasta ahora el Ejecutivo ha recogido su propuesta en el borrador del estatuto para las electrointensivas. Pero las medidas son insuficientes para la patronal de este sector, para Alcoa, para los sindicatos y para el Gobierno gallego. El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, consideró «un debate estéril» y una «cortina de humo» comunicar el número de inversores interesados en las plantas. Ninguno, dijo, «va a presentar una oferta vinculante» en la actual situación, subrayó el conselleiro. La lentitud del proceso, recalca también el comité de empresa de La Coruña, «impide tener un mejor escenario para captar a más y mejores inversores».

Alegaciones

Conde consideró que la reunión de hoy terminó sin «ningún tipo de avance» y censuró que el Gobierno central no trasladase ninguna respuesta ante las alegaciones de la Xunta y las empresas electrointensivas gallegas al borrador. El comité de empresa, sin embargo, asegura que los representantes del Ministerio de Industria les trasladaron que casi todas las propuestas realizadas «van en la misma dirección» y que esperaban que «el texto final pueda llevar la consistencia que se pide». El Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha comprometido ha aprobar definitivamente el estatuto el próximo 26 de abril, dos días antes de las elecciones. Pero también ha reconocido ya que la ausencia de presupuestos del Estado para este año le impide poner sobre la mesa algunas ayudas públicas que demandan las electrointensivas.

Desde el comité de empresa se pidió también al Ejecutivo que tutele todo el proceso de venta. «Tienen que ir a Pittsburgh [ciudad en la que tiene la sede la multinacional norteamericana] a negociar las condiciones», indican los trabajadores.