El director de la factoría de PSA Citroën en Vigo, Ignacio Bueno
El director de la factoría de PSA Citroën en Vigo, Ignacio Bueno - SALVADOR SAS/EFE
AUTOMOCIÓN

El director de PSA Citroën en Vigo pide que no se toque la reforma laboral

Ignacio Bueno asegura que si se modifica la legislación se producirá una «paralización de la industria»

SantiagoActualizado:

El director de la planta del Grupo PSA en Vigo, Ignacio Bueno, ha alertado este lunes contra el riesgo de «paralización» de la industria si se modifica la legislación laboral, y ha defendido los mecanismos que ayudan a «mantener la competitividad» de las empresas. Bueno lanzaba así un mensaje al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que antes de llegar a Moncloa había prometido eliminar la reforma laboral impuesta por Rajoy, aunque finalmente no lo hizo.

El director de la factoría de PSA en Vigo, ha intervenido en el acto de clausura de la asamblea anual del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (Ceaga), en el que ha señalado que «hay que sensibilizar a los poderes públicos sobre el riesgo de establecer condiciones laborales que, en plena recuperación, pueden paralizar la industria». Según informa Ep, Bueno ha lamentado que se «demonizan» mecanismos de la legislación que, «en sí mismo, no son precarios». A modo de ejemplo, ha subrayado que la flexibilidad «es una herramienta que, negociada con la representación social, debe ayudar a mantener la competitividad» como ocurre, ha apuntado, con los turnos variables en la fábrica viguesa de PSA.

Por otra parte, el director de la factoría ha destacado que es «imprescindible» que las empresas sigan negociando sus condiciones laborales reforzando la preferencia de aplicación de los convenios colectivos propios, frente a la negociación sectorial. «Podría resultar desastroso pretender aplicar el convenio de empresas principales a subcontratas, y viceversa», ha sentenciado. En definitiva, ha concluido que «el incremento de los costes de algunas medidas que se están planteando comprometería muy seriamente la competitividad» y «lastraría enormemente» a las empresas de cara al futuro.

Coche electrico

Por otra parte, en alusión al proceso de descarbonización del transporte y la prohibición de los motores clásicos de combustión, Bueno ha lamentado que «no se está valorando adecuadamente las consecuencias que puede tener una transición tan brutal como la que se plantea». El director de la fábrica de Balaídos ha defendido que el «compromiso» del Grupo PSA con la electrificación «es claro y evidente», pero «antes de prohibir el uso de motores clásicos es necesario que se den las condiciones básicas para la popularización del uso de vehículos electrificados, con infraestructuras de recarga e incentivos estables en el tiempo». Ignacio Bueno, ha proclamado que PSA va a cumplir los límites de emisiones a los que está obligado, «gestionando de la forma más responsable posible los riesgos que esto va a traer para la actividad y para el empleo».

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que ha participado en la clausura de la Asamblea, junto con el conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, ha felicitado al sector por las buenas cifras de 2018. Además, ha aprovechado su intervención para subrayar que la Xunta está «preocupada» por el sector de la industria «en general» por «incertidumbres» que las empresas no provocan. Así, se ha referido al precio de la luz para las industrias electrointensivas, o a la amenaza de "cierre" de Ence, con las consecuencias que tendría para el sector forestal y para 80.000 familias que le venden madera.

Por otra parte, Feijóo ha coincidido con Ignacio Bueno acerca del proceso de descarbonización porque la Xunta «no comparte en absoluto acelerar la transición». «Veremos qué ocurre en las elecciones europeas (...) y si podemos hacer ver a las autoridades europeas que no tiene sentido apostar por una tecnología que no es europea, decirle a la gente que compre coches eléctricos, más caros, y tener un problema de suministro de energía. Ese tipo de improvisaciones no las compartimos», ha apuntado.