El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez - FACEBOOK
INESTABILIDAD POLÍTICA

La dimisión de dos concejales en Ferrol agrava la crisis del bipartito

La rupturista Freire y el socialista Sas dejan sus responsabilidades por falta de tiempo

SantiagoActualizado:

Dos concejales del Gobierno de Ferrol, uno de Ferrol en Común y otro del PSOE, anunciaron ayer su marcha en ambos casos por «motivos laborales». No hay un detonante concreto sino un contexto acumulativo: la insoportable situación interna del gobierno de coalición ha provocado la salida de estos dos concejales, con actividades profesionales fuera del ámbito político que han preferido anteponer a la tortuosa cohabitación de rupturistas y socialistas en la Plaza de Armas.

Eugenia Freire (FeC), la dimitida edil de Economía, no lo podía decir más claro. «No vamos a ocultar lo que no se puede ocultar (...) los problemas son los que conocéis todos», manifestó a los periodistas para anunciar su marcha, «yo me voy». Era una de las más estrechas colaboradoras de Jorge Suárez y la que tenía la imposible tarea de confeccionar el presupuesto municipal, todavía sin aprobar en Ferrol. «Queda un documento y sólo le falta un empujoncito», aseguró.

Para Freire su trabajo en CC.OO. «es lo primero y más importante» y para atenderlo «necesitaba pedir una media jornada porque no soy capaz de compaginar mi trabajo de economista con el tremendo trabajo que tenemos en el Ayuntamiento». Su sustituta será Saínza Ruíz, número ocho de la lista de Ferrol en Común.

Más comedido se mostró el socialista Felipe Sas, uno de los independientes que Beatriz Sestayo incorporó a su candidatura en las últimas municipales como número dos procedente del mundo empresarial. «Me resulta absolutamente incompatible mi nueva actividad profesional con la municipal, en la que existen muchas necesidades, sobre todo de tiempo». Su jefa de filas y teniente de alcalde negó que la salida de Sas responda a una crisis interna en el PSOE ferrolano, que Sestayo controla con mano de hierro tras la marcha de sus críticos.

La enésima crisis en el Ayuntamiento de Ferrol ha venido precedida de las desavenencias entre Suárez y Sestayo en asuntos estratégicos para la ciudad como el saneamiento de la ría, e incluso por la diferencias en el sentido del voto de los dos grupos que apoyan al Gobierno local, evidenciado en las abstenciones socialistas a mociones de Ferrol en Común sobrela retirada del busto del rey Don Juan Carlos de la fachada del Concello o la propuesta de un referéndum sobre el modelo de Estado.

La tensa relación alcanzó un punto máximo cuando Jorge Suárez anunció que consultaría a las bases de su formación si dar continuidad al gobierno de coalición, a pesar de contar sólo con 6 de los 25 concejales de la corporación. Esta consulta, prevista para finales de este mes, podría hacer saltar por los aires el bipartito, aunque desde el anuncio del alcalde el entorno de IU intenta reconducir la situación para evitar la ruptura.

«Problemas descontrolados»

Desde la oposición, la portavoz del PP en la ciudad, Martina Aneiros, ve las dimisiones como una muestra más de «la descomposición de los dos gobiernos que reconoció el propio Jorge Suárez que había en la ciudad». «Desde el inicio de mandato hemos venido denunciando los problemas internos, porque son evidentes», subrayó, para reprochar al bipartito ferrolano que «mientras uno está preocupado por controlar conflictos descontrolados no se puede estar pendiente de los problemas de la ciudad, lo que debería ser su trabajo»