Autovía
Autovía - Valerio Merino
VIGO

Detienen a un conductor tras una fuga en la que circuló 14 kilómetros en sentido contrario e hirió a dos agentes

El apresado es un hombre de nacionalidad portuguesa que conducía un Renault Clio

SantiagoActualizado:

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a un hombre de nacionalidad portuguesa por protagonizar una fuga, tanto espectacular como peligrosa. En ella, el conductor ha llegado a circular 14 kilómetros en dirección contraria por la Autovía A-55 que conecta Vigo con O Porriño, además de herir a dos agentes en su recorrido.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del miércoles, cuando al acercarse unos agentes de policía a él, decidió emprender la marcha con su Renault Clio. Se encontraba en la carretera vieja de Madrid, y decidió saltarse todos los semáforos en rojo a alta velocidad para escapar a través de la A-55.

Según informa Ep, el recorrido fue temerario, pues habría realizado movimientos en zig zag para no ser rebasado por los coches de policía, además de cambios de sentido bruscos para entrar y salir de la autovía -en dos ocasiones mediante volantazos-. Incluso llegó a buscar el impacto con los vehículos de los agentes de Policía Local y Guardia Civil.

En un momento dado se habría encontrado a la Guardia Civil esperando en la primera salida de O Porriño, con lo que tomó la decisión de cambiar de sentido y emprender una peligrosa fuga en sentido contrario. Para paliarlo, la decisión de las fuerzas de seguridad fue cortar los accesos al vial con el fin de evitar males mayores asociados a esta situación.

No se quedaron aquí los momentos de máximo peligro, ya que, según señala Ep, en la salida 4 de la autovía el sospechoso embestía a un vehículo de la Benemérita que le cortaba el paso, hiriendo a dos agentes que fueron atendidos por posibles problemas cérvico-lumbares. Tras el incidente no pudo continuar mucho más lejos su fuga. La carretera estaba prácticamente cortada, y solo pudo tomar un carril sin salida donde impactaba contra un quitamiedos y un muro.

El conductor fue inmediatamente detenido, y para más inri se negó en varias ocasiones a que se le realizase una prueba de alcoholemia. Después fue trasladado a comisaría, donde también salió a la luz que habría sido detenido en una ocasión previa.

El arrestado ha pasado a disposición judicial -juzgado de instrucción número 8-, donde recaerá sobre él ser el presunto autor de un delito contra la seguridad vial.