Estudiantes de la USC piden la inhabilitación del profesor
Estudiantes de la USC piden la inhabilitación del profesor
GALICIA

La supuesta agredida por el profesor de la USC no lo denunciará

Luciano Méndez fue detenido por violencia de género, pero la mujer retiró los cargos

SantiagoActualizado:

La mujer a la que presuntamente agredió el profesor de la Universidad de Santiago (USC) Luciano Méndez, famoso por sus declaraciones de calado machista a favor de los miembros de La Manada, no seguirá adelante con la denuncia. Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia indicaron que tras la detención del docente en Teo se celebró un juicio rápido en el Juzgado de Instrucción Número 3, el competente en violencia sobre la mujer, en el que no hubo conformidad. A falta de acuerdo, el caso será trasladado a un juzgado de lo penal para su enjuiciamiento, después de que la presunta víctima solicitase el archivo de las actuaciones y se negase al acuerdo de ninguna medida cautelar. Frente a la intención de la mujer de zanjar el tema, la Fiscalía sí anunció que seguirá adelante con la denuncia en base a las declaraciones de los agentes que participaron del arresto.

La polémica por su comportamiento con las mujeres envuelve a este profesor de Económicas, que saltó a los medios cuando unas alumnas denunciaron sus comentarios en el aula, a través de los que Luciano Méndez les hacía saber que su escote «lo distraía». La USC lo acabó expedientando por estas palabras, pero tiempo después el profesor volvió a sembrar la polémica con unos vídeos en los que apoyaba a los integrantes de La Manada de Pamplona. Para ellos pidió la libre absolución, argumentando que «la chavala disfrutó de la situación» y que «la lógica nos dice que lo que pasó fue una relación consentida», aseguraba en uno de sus vídeos Luciano Méndez.

En estas grabaciones colgadas en Facebook, el profesor atribuyó la polémica al hecho de que «la sociedad española no puede aceptar que una chica de 18 años, para buscar emociones fuertes, decida acostarse con cinco tipos». «Pero, vamos a ver, yo si soy violador, ¿voy a llevar a un portal a violar a una chica? ¿pero de qué estamos hablando? Después la chavala se deja a hacer. No vi el vídeo pero no lo necesito», indicó en su día. Estas declaraciones le valieron un expediente sancionador y desataron las quejas de sus alumnos, que pidieron su expulsión de la universidad.

En junio del año pasado, Luciano Méndez fue arrestado después de agredir a dos agentes de la Policía Nacional en un altercado en relación con el vehículo del profesor, cuando un policía le fue a advertir de que no se podía aparcar en la zona de la comisaría y que los mandos a distancia de los vehículos no funcionan por el inhibidor. A su salida de los juzgados, el docente se mostró muy «tranquilo», aunque evitó referirse a la supuesta agresión por la que fue arrestado.