La investigación comenzó a raíz de la denuncia de una familia que veraneaba en Huesca
La investigación comenzó a raíz de la denuncia de una familia que veraneaba en Huesca
Corrupción de menores

Detenido en Vigo un varón de 38 años que engañaba a niños para obtener vídeos pornográficos

Se hacía pasar por un menor más y utilizaba nombres falsos en foros en los que convencía a sus víctimas para grabar material similar al que él les proporcionaba

SantiagoActualizado:

La investigación comenzó en Sobrarbe (Huesca) pero condujo hasta un domicilio de Vigo. Agentes de la Guardia Civil han detenido en la ciudad pontevedresa a un hombre de 38 años como presunto autor de un delito de provocación y corrupción sexual de menores a través de salas y foros de chats en Internet en los que se hacía pasar por un menor de edad para conseguir imágenes de sus víctimas.

Las investigaciones, informa Efe, las inició el pasado verano la Guardia Civil de la comarca del Sobrarbe a raíz de la denuncia presentada por los padres de un menor que veraneaban en la zona tras localizar en el teléfono de su hijo varios vídeos pornográficos. En esas grabaciones, indica la Benemérita en una nota de prensa, aparecían otros menores a los que detenido había engañado previamente para conseguir imágenes de contenido obsceno con las que continuar con su actividad delictiva.

En el marco de la Operación Simbomba, los agentes iniciaron una compleja investigación para tratar de dar con el presunto corruptor, que concluyó con la identificación y detención del sospechoso, que actuaba desde su domicilio en Vigo. El detenido se servía de nombres de usuarios falsos en foros de Internet para ganarse la confianza de menores, a los que proponía mantener conversaciones en privado por aplicaciones de mensajería instantánea con las que distribuía pornografía infantil a sus víctimas. Con este material, el presunto corruptor trataba de convencer a otros menores para que le remitieran vídeos grabados por ellos mismos, que luego almacenaba en sus archivos informáticos.

Una vez conocido el método empleado por el sospechoso y seguido su rastro en internet, agentes de la Guardia Civil de Huesca auxiliados por efectivos de la policía judicial de Pontevedra procedieron a la detención del sospechoso en su vivienda. Durante el registro domiciliario, los agentes se incautaron de un ordenador portátil y de un teléfono móvil de los que presuntamente se servía el detenido para contactar con sus víctimas. El material pornográfico fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Boltaña (Huesca) para su estudio. Tras prestar declaración, el detenido fue puesto en libertad por el instructor de este órgano judicial con cargos por un presunto delito de provocación y corrupción de menores.

Desde la Guardia Civil se ha instado a padres y tutores a prestar atención a la actividad que desarrollan los menores a su cargo a través de móviles y de dispositivos informáticos.