Elecciones municipales

«Por desidia en el Ayuntamiento, vas con un problema y sales con tres»

Ramón Carballo, candidato del PP a la Alcaldía de Lugo, denuncia que la «falta de gestión» de Lara Méndez deja una ciudad sucia y menos segura

SantiagoActualizado:

«Con lo que más disfruto en mi tiempo de ocio es con la partida de tute con los amigos», recoge Ramón Carballo (59 años), candidato del PP a la alcaldía de Lugo, en su web para las elecciones del 26 de mayo. Esa noche espera sumar los tantos necesarios para doblegar a sus oponentes.

—¿Cómo se gana esa partida?

—Con proyecto, modelo de ciudad y equipo. Hemos hablado con todos los colectivos sociales y deportivos, con todas las asociaciones, y hemos diseñado ese modelo de ciudad que saque a Lugo de esa parálisis y de esa desidia adonde nos llevaron los gobiernos socialistas durante estos 20 años, pero de una forma alarmante estos últimos 4 años de gobierno de Lara Méndez.

—¿Qué ha ido a peor?

—Lo peor es la falta de gestión, esa desidia y esa falta de capacidad de trabajo y de implicación en desarrollar un modelo de ciudad. Aquí se ha abandonado, se ha creado un enfrentamiento a nivel de funcionarios, donde la sensación de cualquier lucense es que, si vas al Ayuntamiento con un problema, sales de allí con dos o con tres. Recuperar la imagen y que los vecinos vuelvan a confiar en la institución municipal es fundamental. La desidia nos llevó a ser la ciudad más sucia de Galicia y una de las más sucias de España. Tenemos que recuperar ese orgullo de ser lucenses.

—Si logra formar gobierno, ¿qué sería lo más inmediato?

—Desde luego es poner el Ayuntamiento en marcha, que los lucenses sientan que es una ciudad otra vez viva y que se mueve y tiene actividad. No podemos permitir esa desidia, que a día de hoy haya 44 contratos de empresas que prestan servicio en el Ayuntamiento sin contrato actualizado, que se deban más de 20 millones de euros a los empresarios de Lugo, teniendo casi 40 millones en cuenta, y que no se paguen esas 6.000 facturas que se deben. Y después, tener un modelo urbanístico del conjunto de la ciudad. No podemos actuar como ha actuado el gobierno socialista durante estos años. Donde ponían un parche generaban un problema en su entorno. Lo hemos visto con la peatonalización de la plaza de la Milagrosa, que han creado un problema de tráfico y movilidad. Nosotros creemos en un modelo de ciudad totalmente distinto.

—La falta de contratos actualizados es especialmente grave.

—De hecho, desde el grupo municipal lo han puesto en conocimiento de las autoridades judiciales por si había algún delito de prevaricación, de malversación de caudal público, porque esos 44 contratos sin actualizar, sin renovar con las empresas, son más de 20 millones de euros que estamos pagando sin ningún tipo de contrato. Nosotros tenemos hecho un cálculo de que podría haber supuesto un ahorro del 20%, con lo cual el Ayuntamiento se podría estar ahorrando 4 millones de euros que los estamos gastando y no sabemos por dónde van. Por ejemplo, el tema de la empresa de limpieza es uno de los contratos más amplios, de más de 7 millones de euros. No se están cumpliendo en absoluto las condiciones de limpieza que serían exigibles. Los contenedores están rotos, viejos, inservibles y no se cambian.

—Uno de los puntos fuertes de su programa es la seguridad. Propone remodelar la Policía Local.

—Esta alcaldesa es la jefa de la Policía Local. Se ha preocupado mucho, cuando yo estaba de subdelegado, de criticar que no había Policía Nacional, que se estaba desmantelando, pero dejó de mirar para la Policía Local, que era la competente. De una plantilla de en torno a 170 funcionarios, hoy están por debajo de los 80. Y llevamos un año prácticamente sin jefe de Policía Local. Hoy ningún lucense ve un policía patrullando. A veces hay Policía Nacional haciendo funciones de tráfico y la Guardia Civil tiene que venir a hacer atestados, que el único competente para hacerlos es la Policía Local. No podemos tener una ciudad sin Policía patrullando, ni a pie ni en moto. Ni se les ve ni se les espera. ¿Por qué? Porque no están, no existen.

—Y mientras, crecen problemas como el de los «okupas».

—Lugo es una ciudad segura, porque los datos de seguridad así lo reflejan, pero últimamente estamos viendo una serie de robos, tirones de bolso, y no existe respuesta policial porque no están en la calle. La sensación de la gente es que pueden entrar en establecimientos. Y el tema de los «okupas» que usted me decía. Nosotros hemos propuesto crear una oficina de asesoramiento a las personas que tenían «okupadas» sus propiedades o sus viviendas. El Ayuntamiento de la corporación municipal votó en contra de esa propuesta porque no quería meterse con colectivos que están a favor del movimiento okupa. Si en esta ciudad, o en cualquier sociedad, no defendemos la propiedad privada, mal vamos. A partir del 27 de mayo, si gobernamos, en seis meses habrá una ordenanza de civismo y convivencia, que es fundamental para luchar con los «okupas», con los gorrillas, y contra el vandalismo y el destrozo del mobiliario público y del orden.

—Otro punto importante: el rural.

—Tenemos 54 parroquias en el rural y esta corporación ha gobernado totalmente de espaldas al rural. Al rural no se han llevado los servicios que tendrían que llevarse. Yo me comprometo y así va en nuestro programa: el rural será un barrio más de Lugo, tendrá que tener los servicios que tenemos en cualquier barrio de Lugo.

—¿Qué falta en este ámbito?

—Abastecimiento, saneamiento, cobertura de telefonía. A veces no es solo competencia del Ayuntamiento, pero hay que implicar a otras Administraciones y a quien haga falta. El abandono del estado de las pistas es lamentable, no hay un desbroce apropiado, la recogida de basuras no se adapta a las necesidades de cada parroquia.

—Denuncia que las trabas administrativas frenan a los lucenses.

—Pierden las ayudas que tienen de otras Administraciones por no conseguir una licencia o un trámite. La Xunta hoy está perdiendo de invertir 22 millones de euros en obras en esta ciudad por falta de trámites administrativos dentro del concello. Hacíamos un cálculo de las solicitudes de obra de los particulares de inversiones privadas de más de 200 millones. Y llevan más de un año paralizadas.

—Después del 26-M...

—Nosotros estamos para ganar las elecciones y para gobernar con mayoría suficiente. No gasto ni un segundo en pensar lo que va pasar después del 26.