Alberto Varela - Crónicas Atlánticas

Derecha cobarde

Muchos de los que votaron esta vez al PSOE podrían hacerlo sin ningún problema a Ciudadanos o al PP en posteriores citas electorales

Alberto Varela
Actualizado:

El dogmatismo ideológico está en crisis. Se equivocan los que quieren ver en los resultados de las elecciones del pasado domingo un giro a la izquierda, porque muchos de los que votaron esta vez al PSOE podrían hacerlo sin ningún problema a Ciudadanos o al PP en posteriores citas electorales. Si una cosa ha quedado clara es que los gobiernos se ganan por el centro, no en los extremos.

Por eso ha sido un error del Partido Popular de Pablo Casado el creer que la solución a la fragmentación pasaba por mirar hacia Vox e intentar recuperar al electorado más a la derecha que se ha dejado convencer últimamente por Santiago Abascal.

Cierto es que algunos de esos votantes de la formación verde dejaron de votar a los populares por considerarlos una opción descafeinada y cobarde, pero intentar recuperarlos a ellos a toda costa supone perder al enorme potencial de gente que lo que quiere es sentido común, que rechaza los extremos y que hasta ahora ha visto en el PP un partido que resuelve problemas, no que los genera donde no los hay.

Si la dirección actual del Partido Popular quiere un ejemplo de cómo forjar una formación que vaya de la derecha al centro-izquierda lo tiene fácil. Que mire al Noroeste y vea como Núñez Feijóo consigue cada vez que se presenta el voto de conservadores, liberales, centristas e incluso de galleguistas moderados. Cierto que a veces hay decisiones de la Xunta que enfadan a los más puristas, pero si uno quiere gobernar más le vale dejar de lado dogmatismos y abrazar el sentido común, o tiene los días contados.

La derecha de libro está muy bien en las aulas de ciencias políticas, pero el convencer al votante tiene más de escuchar al ciudadano que de imponerle las ideas diseñadas por otros en el papel. Feijóo es presidente de la Xunta gracias a que ha sabido dejar de lado la ortodoxia ideológica y ha tomado las decisiones que en cada momento han sido más convenientes. ¿Derecha cobarde por saber reconocer errores y buscar soluciones? Pues bendita cobardía.

Alberto VarelaAlberto Varela