Un control de la Policía Local
Un control de la Policía Local - ABC
La Coruña

Le denuncian por conducir bebido y dos horas después lo detienen por romper coches

Los agentes de la Policía Local que acudieron al aviso por destrozos comprobaron que acababan de estar con el infractor en un control de alcoholemia

SantiagoActualizado:

Dos denuncias en apenas dos horas. Un vecino de Arteixo (La Coruña) próximo a la treintena mantuvo el pasado 15 de agosto dos encuentros consecutivos con la Policía Local. A las 9.50 horas la sala del 092 recibió un aviso requiriendo presencia policial urgente en la Avenida do Porto: un hombre avanzaba por la calle causando daños sucesivos en los vehículos estacionados. Cuando los agentes llegaron al lugar e identificaron al joven pudieron comprobar que «hacia escasos minutos la misma patrulla acababa de estar con él después de haberlo denunciado administrativamente por circular con un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas». Su vehículo, informa la Policía Local en un comunicado, había sido inmovilizado y trasladado al depósito municipal como medida cautelar de seguridad. En la prueba de aire espirado, practicada alrededor de la ocho y cuarto de la mañana, arrojó un resultado de 0,64 y 0,57 mg/l por lo que los agentes extendieron una denuncia administrativa, con mil euros de sanción económica y retirada de seis puntos del carné de conducir.

En la Avenida do Porto, los agentes constataron que había seis vehículos dañados, cinco con los espejos retrovisores rotos y uno con la puerta abollada. De inmediato, se puso en marcha el procedimiento para localizar a los propietarios y ponerlos en conocimiento de los hechos para presentar la correspondiente denuncia. El joven fue detenido, denunciado de oficio por los agentes, por un supuesto delito de daños, quedando a disposición judicial en los calabozos policiales.

La patrulla desplazada, identificó a un testigo de los hechos que confirmó que el autor de los daños era el joven identificado. El detenido iba acompañado de otro joven que decía «no sé qué le pasa para romper así los coches».