David Meca, primer peregrino en realizar el Camino de Santiago a nado

Actualizado:

E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA

VILLAGARCÍA. Corría el año 44 cuando los restos del Apóstol Santiago el Mayor llegaban a Galicia tras su martirio en Jerusalén. El cuerpo pisaba tierra gallega por la Ría de Arousa para posteriormente remontar el Río Ulla, arribando a la ciudad romana de Iria Flavia, en el municipio coruñés de Padrón. El texto más importante que narra la «Translatio» desde Jaffa a Iria y desde allí a su lugar de enterramiento, en Compostela, es el célebre «Liber Sancti Jacobi», escrito en la primera mitad del siglo XII.

Y es precisamente esta ruta marítimo-fluvial la que convertirá al campeón del mundo de Natación de Larga Distancia, David Meca, en el primer peregrino en realizar el Camino de Santiago a nado, en una simbólica travesía que conmemora la llegada del Apóstol en el último Xacobeo de los próximo once años.

Un desafío nada fácil, a pesar de la experiencia de su protagonista, puesto que tendrá que enfrentarse a temperaturas de agua muy bajas -de entre 8 y 12 grados-, a fuertes corrientes en contra al remontar el Ulla, así como a oleaje y viento.

El «Reto Xacobeo 2010» fue presentado ayer en Madrid en la Casa de Galicia, acto que contó con el director gerente de la S.A. de Gestión del Plan Xacobeo, Ignacio Santos Cidrás; el delegado de la Xunta en la capital estatal, José Ramón Ónega; y el propio Meca.

Hasta Pontecesures

«Una travesía de gran espectacularidad y enorme simbolismo», en palabras de Ónega, en la que el nadador partirá desde Villagarcía el próximo 5 de enero para recorrer la Ría de Arosa, pasando por diversas poblaciones de interés histórico-cultural y parajes de gran belleza natural. Meca pasará por las Torres del Oeste de Catoira, para remontar el río hasta Pontecesures -final del reto-. Ya el día de Reyes, visitará la Catedral de Santiago -en esta ocasión a pie- en calidad de peregrino de excepción, siguiendo las tradiciones orales y los textos medievales.