Vista de la ciudad de Pontevedra desde el río Lérez
Vista de la ciudad de Pontevedra desde el río Lérez - MIGUEL MUÑIZ
TRIBUNALES

Condenada una madre por denunciar un abuso sexual a su hija que nunca se produjo

Además de una pena de un año de prisión, la mujer deberá pagar una indemnización de 10.000 euros. Las acusaciones llevaron a dos hombres a permanecer dos días en prisión provisional

SantiagoActualizado:

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha ratificado y ampliado la condena de una vecina de la ciudad que se inventó una denuncia de abuso sexual a su hija de once años. La sentencia asume los doce meses de pena de prisión impuestos en primera instancia y extiende de 1.500 a 10.000 la cuantía económica a pagar en concepto de responsabilidad civil, además de los 2.700 euros por un delito grave.

Según la historia falsa creada por la madre, dos hombres que se hallaban en el interior de un establecimiento hostelero en agosto de 2015 practicaron tocamentos en el trasero y en los senos a la menor. A consecuencia de una denuncia interpuesta ante la Guardia Civil, los hombres permanecieron dos días en prisión provisional. Un ingreso que, según recoge la sentencia, originó un «trastorno de ansiedad» para al menos uno de los acusados, especialmente al ver que la noticia había trascendido a los medios de comunicación.

Según publica este jueves el Diario de Pontevedra, el relato de los hechos pronto se vino abajo. La testigo que supuestamente había presenciado y ratificado los hechos se retractó después, y dijo haber atendido a una orden de la madre para que diera crédito a su versión ante los agentes. De igual modo, tanto la menor como la psicóloga que la atendió a posteriori confirmaron que la historia no había tenido lugar.