El conselleiro de Economía, Francisco Conde, en el polo aeronáutico de Rozas
El conselleiro de Economía, Francisco Conde, en el polo aeronáutico de Rozas - XUNTA
ECONOMÍA

Conde pide a Naturgy alternativas reales al cierre de Meirama

El presidente de la eléctrica defiende la clausura por las posibles pérdidas

SantiagoActualizado:

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, admitía el martes «discrepancias» con la Xunta ante el cierre de la central térmica de Meirama. Esta mañana el conselleiro de Economía las corroboraba. Desde Rozas, Francisco Conde demandó a la eléctrica «alternativas reales» para Ordes y Cerceda que aporten una salida a los 200 trabajadores de ambos municipios gallegos que se verán afectados.

Tras meses de incertidumbre, en enero Naturgy anunciaba que no iba a realizar la inversión necesaria para adecuar la planta a las nuevas exigencias europeas que obligan a limitar la contaminación de las centrales que usan carbón para producir electricidad. A cambio se comprometía a invertir en la zona 80 millones para ubicar allí un parque eólico y un centro avanzado de gas renovable (biogás). En la rueda de prensa con motivo de la junta de accionistas, Reynés confió en que puedan llevarse a cabo. «Dependerá de la viabilidad del proyecto y de los permisos», aseguró, según informó Ep.

En Rozas, antes de participar en un foro sobre aviación no tripulada para uso civil, Conde lamentó que Naturgy tenga tomada la decisión de cerrar Meirama, una «central que estaba trabajando con eficiencia». Sin embargo, el presidente ejecutivo de la eléctrica justificó la medida, que tendrá que materializarse en 2020, porque la planta daría pérdidas. «Más triste que una fábrica parada es una fábrica que está en marcha y que pierde dinero», afirmó Reynés.

Críticas al Gobierno central

El titular de Economía extendió sus críticas al Gobierno central, por su estrategia para una transición hacia las energías menos contaminantes. «Cualquier decisión en el ámbito de la transición ecológica» tiene que ir acompañada de «alternativas reales», reprochó el conselleiro. «No es justo acometer una transición ecológica sin aportar alternativas», insistió, pero «lamentablemente», a día de hoy, todavía no ha sido puesta sobre la mesa «ninguna» que sea «real». Conde lamentó que el Gobierno de España «no haya adoptado en nueve meses» ni una «sola medida» en materia de política energética, salvo «cerrar las centrales térmicas».

Además del cierre de Meirama, Conde se refirió también a la situación de las industrias grandes consumidoras de energía como Alcoa o Ferroatlántica. Así, reconoció que en el Gobierno gallego están «enormemente preocupados» por la falta de visión del Ejecutivo central. «No vemos ni una sola medida en materia de política energética que dé respuesta a las empresas electrointensivas», añadió, mientras que el precio de la energía eléctrica no deja de subir, en concreto «un 33% en los dos últimos años».

El Gobierno de Pedro Sánchez trabaja en un estatuto para la industria electrointensiva que permita a las grandes productoras abaratar la factura de la luz. Pero con las Cortes ya disueltas ante el periodo electoral, todavía no lo ha presentado.