Las amenazas y agresiones fueron continuas durante los dos últimos años de matrimonio
Las amenazas y agresiones fueron continuas durante los dos últimos años de matrimonio - MIGUEL MUÑIZ
Maltrato

«Como pidas la custodia de las niñas vas a tener un tercero aunque no quieras»

La Fiscalía pide 26 años de cárcel para un hombre acusado de maltratar, violar y amedrentar de forma sostenida a su mujer a la que exigía dinero para comprar cocaína

SantiagoActualizado:

Durante los últimos dos años de su matrimonio violó, amedrentó y agredió de forma sistemática a su mujer presionándola para que la suministrase dinero para comprar cocaína. Así lo sostiene el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación contra JJ. G. P., al que responsabiliza también de golpear a las dos hijas del matrimonio y para el que pide 26 años de cárcel.

La causa procede del Juzgado de Instrucción Número 1 de Mondoñedo (Lugo). El ministerio fiscal aclara en su escrito que el acusado, casado desde el año 2002 con la supuesta víctima de los malos tratos y con dos hijas menores en el momento de la denuncia, «consumía habitualmente cocaína desde hacía varios años».

Según el ministerio fiscal, durante los últimos años de matrimonio hasta ser denunciado en julio del año 2017, «sometió a su mujer a continuos episodios de violencia, con exigencias de dinero para poder comprar la sustancia que consumía», a la que también amedrentaba con la amenaza de «hacerles daño a sus niñas». Además de amenazas y ante la imposibilidad de su mujer para darle el dinero que exigía, el procesado empleaba violencia física con golpes, empujones, puñetazos y agresiones a su mujer y también a las niñas, además de tirar objetos y amenazas continuas de muerte a toda la familia.

La situación llegó a ser insostenible para la mujer y sus hijas, las cuales vivían atemorizadas por su marido y su padre, de tal forma que esta le planteó al procesado en varias ocasiones su voluntad de separarse, a lo que JJ. respondía con expresiones amenazantes como «cada uno por su lado no, aquí cuando decida yo y si no te mato» o «antes de separarme te mando al cementerio», lo que hacía que la víctima desistiera de su intención de abandonar el domicilio familiar ubicado en Lugo.

Así las cosas, recoge Ep a partir del escrito de acusación, el día 9 de julio de 2017 el acusado llegó a casa tras pasar la noche fuera, sobre las 11.00 horas, la víctima se fue a casa de sus padres con sus hijas. Esa tarde, sobre las 19.00 horas, acudió al domicilio familiar y la recibió JJ. diciéndole que entrara que le iba a «poner las cosas claras» e instándola a que bajara al garaje porque la lavadora perdía agua. La víctima bajó y el acusado fue detrás de ella y cerró la puerta para a continuación coger un palo tipo bate de béisbol y con ánimo de satisfacer sus lúbricos deseos y comenzó a golpear a su mujer con el mismo y a la vez que le decía «como quieres la custodia de las hijas vas a tener un tercero aunque no quieras», poniéndola de rodillas a la fuerza, agarrándola y bajándole los pantalones y la ropa interior, la penetró vaginalmente, tras lo que volvió a coger el bate y un cuchillo y le dijo «esta vez tuviste suerte, la próxima te mato» y «si me denuncias te mato».

El juicio se celebrará este jueves en la Audiencia Provincial de Lugo.