Francisco Conde y Corina Porro, en el centro, junto a representantes económicos de la Comunidad
Francisco Conde y Corina Porro, en el centro, junto a representantes económicos de la Comunidad - XUNTA

Cincuenta claves para reindustrializar Galicia

En un informe, el Consello Económico e Social hace hincapié en el consenso, la formación y las infraestructuras para atraer capitales

SantiagoActualizado:

La de la industrialización es una senda que Galicia quiere tomar, y el Consello Económico y Social (CES le dio ayer cincuenta pequeñas recetas para encontrarlo. En un acto protagonizado por una nutrida representación de cargos económicos, sindicales, políticos y universitarios;el organismo presentó su «alianza» para que la Comunidad pueda atraer más y mejores inversiones, y para que pueda converger a finales de la década con el objetivo previsto por Europa: que en 2020 el peso de la industria en el PIB alcance el 20 por ciento.

El documento está segmentado en cinco epígrafes, y cada uno presta especial atención a la regulación de marco económico, los factores de competitividad, la atracción de capitales, las relaciones en la esfera laboral o la investigación e innovación. El catedrático de Organización de Empresas de la Universidad de Vigo, Xosé H. Vázquez, se encargó de desgranar algunas, como la necesidad de que Galicia ofrezca alternativas para incrementar el tamaño de sus empresas, facilitar el acceso al suelo industrial, dar un impulso a la modernización de las infraestructuras o hacer que la rama científico-tecnológica de la educación sea un área cada vez más estimulante para los jóvenes.

La hoja de ruta, en fin, nace fruto del «consenso» de los agentes, como declaró la presidenta del CES, Corina Porro. Y pone de relieve la voluntad generalizada de que la Comunidad se incorpore a las corrientes que agitan al sector industrial, como los procesos de producción robotizados o la creciente digitalización. Porque no son el futuro: son ya el presente. «Ya están aquí», constató Corina Porro, informa EP.. «Ahora es el turno de los que tienen la responsabilidad de tomar decisiones».

Los lazos rotos

En su intervención, el profesor de la Universidad de Vigo detalló algunos de los cambios de «paradigma» que está padeciendo no solo la economía gallega, sino también la mundial. Es el caso, por ejemplo, de la «desvinculación» entre la producción y la creación de empleo, producido en gran medida por el auge de la digitalización y el ahorro de costes de mano de obra.

Por ello, Hermida apuesta por seguir dando pábulo a los estímulos fiscales para la puesta en marcha de nuevos proyectos, y la elaboración de una normativa que ponga coto a las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera: la otra batalla económica del futuro es contra el cambio climático. Además, el experto abogó por espolear la «cantera» de jóvenes científicos desde la ESO, sobre todo mediante planes específicos, dar un empujón a los programas de doctorado industrial y desarrollar un centro de postrado para dinamitar el sector tecnológico. En la rama de investigación, Herida habló de los planes de ayudas al I+D+i o la creación los espacios de simulación de industrias en las universidades.

Por último, los factores territoriales y la burocracia. Respecto a la primera, el CES insta a incluir a Galicia dentro del corredor atlántico de mercancías o a invertir en los puertos y aeropuertos. Y en relación a lo segundo, las oportunidades de desarrollo se alojan en la cooperación transfronteriza o en la reducción al mínimo del papeleo y los procesos administrativos.