Rodríguez se trasladó a la provincia de Pontevedra para comprobar la marcha de las tareas de limpieza en la isla de Ons y el estado de las Cíes EFE

Cienfuegos confirma el buen estado del Parque Nacional de las Islas Atlánticas

A. M.
Actualizado:

SANTIAGO. La ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, afirmó que el 95 por ciento de la superficie del litoral del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia está en buenas condiciones, tras las labores llevadas a cabo por el organismo autónomo Parques Nacionales. Elvira Rodríguez, que visitó este espacio natural protegido, reiteró que se mantiene la fecha del día 1 de junio para dar por finalizadas las tareas de limpieza del fuel vertido por el petrolero «Prestige». Rodríguez se trasladó a la provincia de Pontevedra para comprobar la marcha de las tareas de limpieza en la isla de Ons, acompañada por el delegado del Gobierno en Galicia, Arsenio Fernández de Mesa, y por el conselleiro de Medio Ambiente, José Manuel Barreiro.

La ministra también comprobó desde un barco el estado de las islas Cíes, donde las playas de Figueiras, A Cantareira y O Bufardo permanecieron cerradas al público durante la apertura de las islas al público en Semana Santa. En rueda de prensa, indicó que aunque los trabajos de recuperación en Ons van «un poquito retrasados» se espera que «se culminen en breve». Asimismo, explicó que después de haber comprobado la existencia de fuel acumulado en los fondos de la isla, se decidió la contratación de una draga con capacidad para retirar 40 toneladas diarias de fuel que permanecerá en la zona cuatro días.

Antes de recurrir a este sistema se realizó un análisis de la situación con el fin de comprobar que la utilización de procedimientos no manuales no implicaría peligro alguno para la biodiversidad de la zona. Elvira Rodríguez recordó la fecha del 1 de junio, que se marcó como fin de las contrataciones en general en toda la costa para las tareas manuales de limpieza y el empleo de máquinas hidrolimpiadoras.

En el caso de las islas Cíes, la ministra indicó que, tras retirar los residuos que quedan en unos 1.500 metros cuadrados, se dejará que el mar limpie lo que quede, como ya ha hecho en algunas zonas «que están totalmente limpias». No obstante, a partir de junio se mantendrán los equipos de vigilancia y se dispondrán los efectivos necesarios para limpiar las galletas de fuel que puedan aparecer. En cuanto a la limpieza de los 1.700 metros cuadrados de rocas que conservan restos del combustible en los archipiélagos de Cíes y Sálvora, se está estudiando la conveniencia de emplear métodos de biorremediación. A preguntas de los periodistas, la titular de Medio Ambiente aseguró que el Ministerio y la Xunta de Galicia colaboran en el estudio de las posibilidades existentes para eliminar los residuos acumulados del «Prestige». En este sentido, recordó que Francia todavía no ha acabado de eliminar los restos del vertido del Erika, que tuvo lugar hace más de dos años, y que, para conseguirlo, el Gobierno galo construyó una planta especialmente destinada a ello. Por esta razón, técnicos de Medio Ambiente estuvieron hace una semana en el país vecino para comprobar la eficacia de la medida.