Vea en el vídeo cómo ha salido el cadáver de Diana Quer de la nave de Rianxo

El Chicle afirma que intentó violar a Diana Quer, pero ella se resistió

El detenido afirmó en un primer momento que la había atropellado, pero luego se retractó y aseguró que como la joven se resistía la maniató y la estranguló

Actualizado:

José Enrique Abuín «El Chicle», ante el duro interrogatorio al que le estaban sometiendo, acabó derrumbándose y contó a la Guardia Civil que había atropellado a Diana Quer y luego se había deshecho del cuerpo, pero como a los agentes no les cuadraba esta versión con los datos que tenían continuaron interrogándole y cambió su versión.

No ha trascendido cuántas veces la cambió, pero más tarde, El Chicle afirmó que no llegó a violar a Diana, ya que la joven se resistió mucho. Explicó que, al resistirse, la maniató, la estranguló y la arrojó al pozo en el que se ha encontrado el cadáver este domingo.

El cadáver de Diana Quer fue encontrado en torno a las cinco de la madrugada en un pozo de una antigua fábrica de gaseosas reconvertida en un almacén de muebles. Según fuentes consultadas por ABC, el detenido trabajó en esa fábrica durante mucho tiempo y la conocía a la perfección. Sabía además que había un pozo, aunque en estos momentos se desconoce si ese pozo tenía agua o no. El cadáver de Diana estaba desnudo y era perfectamente reconocible a pesar del tiempo transcurrido, 16 meses.

José Enrique Abuín y su mujer Rosario Rodríguez han estado durante más de media hora en su casa de Outeiro acompañados por la comitiva judicial y por la Guardia Civil. A él le han permitido incluso cambiarse de ropa. Ha entrado con un chándal grisáceo y con la cabeza tapada con una manta térmica, y a la salida llevaba una sudadera oscura con capucha y un pantalón diferente. Ella ha cerrado con su propia llave la casa. Ambos se han ido en coches de la Guardia Civil, y después en una grúa los agentes se han llevado el Alfa Romeo de la pareja.

Esta diligencia de registro de la casa se ha producido mientras el resto de agentes y unidades de la Guardia Civil permanecían a unos seis kilómetros, en la nave, para sacar el cuerpo de Diana.