El albergue Juan XXIII es el de mayor capacidad en Santiago
El albergue Juan XXIII es el de mayor capacidad en Santiago - MIGUEL MUÑIZ

Casi 350 personas duermen cada noche en la calle o en albergues en Galicia

Cruz Roja comienza el estudio más completo sobre la realidad de los sinhogar en la Comunidad

SantiagoActualizado:

Estimar cuántas personas duermen cada noche al raso en la Comunidad no era una tarea sencilla. Ninguna administración pública gallega dispone de datos exactos al respecto, ni la autonómica ni la local. Todo suele quedar a la percepción de las organizaciones sociales que se preocupan por su atención y a cálculos en base a las plazas ocupadas en los diferentes albergues. Hasta ahora, pues Cruz Roja se ha propuesto conseguir la imagen más real de esta situación y ha emprendido un estudio del que se acaban de conocer los primeros resultados: cada día pernoctan en las calles o los albergues de las siete principales ciudades casi 350 personas. Es el número que ha contabilizado esta organización durante un amplio operativo desarrollado en la noche del pasado 21 de marzo. De ellos, 125 se encontraban al aire libre y 215 ocupaban alguna de las camas con las que cuentan Cáritas u otras instituciones religiosas y sociales.

Entre las 20.00 y las 01.00 horas de aquella jornada, varios equipos formados por 300 personas y 50 vehículos recorrieron Ferrol, La Coruña, Santiago, Pontevedra, Vigo, Orense y Lugo. Fue una noche, recuerdan desde Cruz Roja, en la que pese a coincidir con el final del invierno hacía frío y llovía en algunos lugares. «Las condiciones climatológicas adversas determinan que muchas personas busquen sitios alternativos para resguardarse», matizan. De hecho, se entiende que la cifra total ha de ser mayor de esos 350, pues «hay muchas personas sin hogar que pasan la noche en casas abandonadas, hostales, pensiones, habitaciones alquiladas o infraviviendas» y el estudio no tiene en cuenta poblaciones como Vilagarcía de Arousa o Narón.

«El objetivo de este estudio es conocer mejor la realidad de estas personas que viven situaciones de extrema vulnerabilidad y elaborar estrategias de intervención más efectivas», explican desde Cruz Roja. Ese trabajo de campo es la primera fase que sirvió también para «obtener datos de sus perfiles». Se recogieron indicadores para analizar y establecer perfiles que contribuyan a una mejor gestión de estas situaciones de exclusión: edad, sexo, país de origen, tiempo que llevan en esta situación, causas, problemas de salud, nivel de estudios o nivel de empleabilidad. Los resultados de estas entrevistas serán ahora tratados para publicar próximamente un estudio al respecto.

Cruz Roja, en el proyecto de apoyo y acompañamiento a personas sin hogar que desarrolla junto a la Xunta desde hace quince años, atiende anualmente a una media de 1.400 ciudadanos a lo largo de toda la Comunidad.