La cascada del Ézaro, ubicada en la provincia de La Coruña
La cascada del Ézaro, ubicada en la provincia de La Coruña - AYUNTAMIENTO DE DUMBRÍA
NATURALEZA

Las cascadas gallegas que enamoran a sus visitantes

Desde la caída de agua de Ézaro en Dumbría hasta la del río Toxa en Silleda, estos enclaves gallegos gozan de puntuaciones muy elevadas en la web de reservas de viajes TripAdvisor

Actualizado:

«Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos», escribió la famosa poeta gallega Rosalía de Castro. Los enclaves en los que reina el agua son famosos en la geografía de Galicia. Tanto es así, que en algunos de los ríos de la Comunidad, a los que la ilustre escritora se refería, emergen preciosas «fervenzas» (cascadas) que encandilan a sus visitantes.

A lo largo de todo el territorio gallego, los ríos producen increíbles fenómenos de la naturaleza, algunos en lugares escondidos y un tanto «secretos». Los usuarios de la web de reservas de viajes TripAdvisor valoran las cascadas de Galicia y dejan su opinión sobre estos enclaves, para muchos de ellos estos emplazamientos son de «obligada visita».

12345
  1. Cascada del Ézaro

    El rió Xallas en su desembocadura en el Océano Atlántico, emplazamiento donde su ubica la cascada del Ézaro
    El rió Xallas en su desembocadura en el Océano Atlántico, emplazamiento donde su ubica la cascada del Ézaro - TURISMO DE GALICIA

    La cascada del Ézaro se encuentra en el ayuntamiento de Dumbría, en la provincia de La Coruña. También se le conoce por el nombre de cascada del río Xallas y es una de las visitas más destacadas de la famosa Costa da Morte.

    De fácil acceso y muy bien señalizada, esta caída de agua se precipita en el mismo Océano Atlántico desde 40 metros de altura, siendo el Xalla el único río de Europa continental que desemboca de esta manera. Por ello, la cascada del Ézaro es un espectáculo de la naturaleza digno de ser visitado y uno de los lugares más bellos de la Comunidad gallega.

    En los alrededores se encuentra la playa del Ézaro, la cual posee bandera azul, y también, un poco más alejado, el arenal del Pindo. Además, en la zona se halla un mirador que permite contemplar una perspectiva de todo el emplazamiento.

    Las personas que se acercan al enclave quedan admiradas y asombradas. Así lo demuestran los datos, el 97% de los usuarios de TripAdvisor valora a la catarata del río Xallas con las dos mejores puntuaciones («Excelente» y «Muy bueno»). Además, este emplazamiento no presenta ningún voto negativo.

    «Decir maravilloso, es poco», subraya uno de los comentarios.

  2. Cascada del río Toxa

    El río Toxa acoge la cascada más alta de Galicia
    El río Toxa acoge la cascada más alta de Galicia - SANTIAGO TURISMO

    El río Toxa está situado entre las parroquias de Pazos y Martixe, pertenecientes al ayuntamiento de Silleda, y posee la cascada más alta de Galicia en caída libre. Esta «fervenza» forma parte del Sistema Fluvial Ulla-Deza y participa en el proyecto europeo Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria.

    El bosque atlántico provoca que el emplazamiento sea un lugar idílico para refrescarse. Además, la catarata del río Toxa fascina al que se acerca hasta allí porque ayuda a reecontrarse con la naturaleza gracias a la paz y tranquilidad que se respira. El agua está rodeada por unas inmensas paredes graníticas que hacen que el lugar destile el misticismo típico de las cataratas.

    Este hermoso enclave está valorado por un 67% de los usuarios de TripAdvisor que lo han visitado como «Excelente», la máxima cualificación de la escala que presenta dicha página web. Algunos comentarios que se pueden leer sobre el emplazamiento son: «Naturaleza en estado puro», «Magia con agua» o «Sinfonía de agua y color».

  3. Caldeiras de O Castro

    El río Castro crea una especie de cascada y piscinas naturales a lo largo de su curso
    El río Castro crea una especie de cascada y piscinas naturales a lo largo de su curso - PAULA CASTIÑEIRA

    En el río Castro, ubicado en Muxía, se produce un fenómeno natural que atrae a una gran cantidad de visitantes. En una determinada parte de esta corriente de agua, el río se convierte en una especie de cascada, acompañada de una serie de piscinas naturales.

    Previamente a iniciar el camino hacia este emplazamiento, hay que cruzar un merendero y la capilla de Santo Outel de O Castro. Una vez en este escondido y secreto lugar, el baño es obligatorio. Nada apetece más que adentrarse en las aguas transparentes de las «Caldeiras» y relajarse contemplando el paisaje.

    En verano, el caudal de la catarata no es muy abundante. Sin embargo, en invierno la corriente de agua sí que permite presenciar la espectacularidad de este pequeña caída.

    Las opiniones de TripAdvisor reflejan el secretismo que le otorga un especial encanto a este inolvidable destino: «Un tesoro escondido». Las dos puntuaciones más altas de la web, «Excelente» y «Muy bueno», engloban el 92% de las valoraciones.

  4. Cascada A Seimeira de Vilagocende

    La cascada del río Porteliña, en Fonsagrada
    La cascada del río Porteliña, en Fonsagrada - AYUNTAMIENTO DE FONSAGRADA

    «Paraíso» es la palabra más utilizada por los usuarios de TripAdvisor para describir a la cascada de A Seimeira de Vilagocende. La segunda que más emplean, «perdido». Esto se debe a que la cascada se encuentra en un lugar escondido y poco conocido de la geografía gallega.

    La ruta a seguir nace en el ayuntamiento de Fonsagrada, en donde que hay que desplazarse hasta el pueblo de Vilagocende. Unos metros antes de llegar a dicho lugar, es necesario desviarse para encontrar este espectáculo de la naturaleza.

    En un bosque de robles y pinos, se encuentra esta cascada, considerada como una de las más grandes de Galicia. Hay que avanzar por diversas pasarelas de madera para contemplar esta caída de agua, que en invierno proyecta un gran caudal que ensalza la exhibición.

    Las aguas del río Porteliña se precipitan desde más de 50 metros al llegar a este enclave. En la web de reservas de viajes TripAvisor, los usuarios consideran que esta cascada «merece la pena » a pesar del desplazamiento y de estar en un lugar «escondido». Además, el 63% manifiesta que el enclave es «Excelente».

  5. Pozo da Ferida

    La cascada Pozo da Ferida crea una piscina narutal a sus pies
    La cascada Pozo da Ferida crea una piscina narutal a sus pies - TURISMO DE BURELA

    Pozo da Ferida, catarata de más de 30 metros de altura y la más grande de la Mariña Lucense, está situada en la parroquia de Santa María de Chavín, en Viveiro (Lugo). Las aguas, que proceden del río Loureiro, forman justo en la caída de la catarata una piscina natural.

    La gran belleza del lugar viene acompañada de la flora típica gallega y su arbolado autóctono. Además, cerca del enclave «O Avó» (El Abuelo), un árbol cuyas medidas son: 67 metros de alto, 10,5 metros de perímetro en la base y más de 2.5 metros de diámetro.

    Con una valoración de 4,5 sobre 5 por los usuarios de TripAdvisor, el Pozo da Ferida es un lugar muy recomendable para visitar y también, otro tesoro escondido como la mayoría de las cascadas de Galicia.