Un grupo de peregrinos celebra la llegada al Obradoiro
Un grupo de peregrinos celebra la llegada al Obradoiro - EFE

El Camino, en manos extranjeras

La ruta jacobea termina el primer semestre con 10.184 caminantes más que el último Año Santo

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se puede decir en cualquier idioma y lo más probable es que algún peregrino lo entienda: el Camino de Santiago está definitivamente en manos extranjeras. Transcurrido el primer semestre del año, las estadísticas de la ruta jacobea afianzan una tendencia: el número de forasteros crece a un ritmo superior que el de españoles. Entre enero y junio, llegaron a Compostela a través de los diferentes itinerarios 101.068 personas, de las que el 63,6 por ciento no eran españolas. En total, fueron 64.265 los procedentes de otros países, frente a los 36.803 nacionales, que representan el 36,4 por ciento. Esta distancia se ha incrementado con respecto al mismo periodo de 2015, cuando los porcentajes fueron del 61,6 y el 38,4 por ciento. La apertura de la Puerta Santa ha atraído, sobre todo, a peregrinos de otras nacionalidades, aunque la previsión es que la cifra de españoles se imponga durante el verano, meses en los que grupos de escolares y parroquiales se adentran en la ruta en masa aprovechando sus vacaciones.

El otro gran titular de esta primera mitad del año es el récord absoluto en la cantidad de «compostelas» selladas. Por primera vez, la Oficina del Peregrino —responsable de entregar la credencial que acredita haber recorrido al menos 100 kilómetros a pie o 200 a caballo— rebasa en este periodo la cifra de 100.000. Lo hizo justamente a 30 de junio, cuando fue recibido en el santuario del Apóstol el investigador de la Universidad de Murcia José Rodríguez Martínez, de 55 años y acompañado de su hijo. En los ejercicios precedentes, la campana por este anecdótico pero a la vez simbólico número sonó el 7 de julio y el 16 de julio, respectivamente.

Estadísticas de junio

Si se analizan los datos desglosados del mes de junio, se observan los pasaportes habituales en los primeros puestos del ranking. Tras los españoles, sobresalen los italianos (9,59 por ciento), alemanes (8,47), estadounidenses (8,17), portugueses (5,52%), franceses (4,46%) irlandeses (2,46%), británicos (2,46%), australianos (2,04%), brasileños (2%) y canadienses (1,90%). Entre los veinte primeros de la lista se encuentran también países tan lejanos como los asiáticos Corea del Sur y Japón o los latinoamericanos Argentina y México.

De todos ellos, el 52,6 por ciento eran hombres y el 88,6% peregrinó a través del tradicional Camino Francés, que se sigue imponiendo con un 65,6% frente al 17,7% del Camino Portugués, el 5,8% del Camino del Norte, el 4,1% del Camino Primitivo, el 3,3% de la Vía de la Plata y el 3% del Camino Inglés. Muy por debajo quedan el resto de opciones.

Un 88% llegó hasta Compostela a pie mientras que el 10,8% lo hizo en bicicleta. A caballo llegaron 176 peregrinos y en silla de ruedas 25 más. Entre las motivaciones, el 50,33% aseguró hacerlo por razones religiosas y otras, el 42,56 por motivos exclusivamente religiosos y el 7,1% no tenía inquietud religiosa. Los lugares de salida más habituales fueron Sarria (la distancia mínima para obtener la «compostela» en el Camino Francés) con un 23% y Saint-Jean-Pied-de-Port con casi un 16 por ciento.