El conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, en noviembre del año pasado, durante las pruebas de la OPE del Sergas
El conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, en noviembre del año pasado, durante las pruebas de la OPE del Sergas - EFE
OFERTAS DE EMPLEO PÚBLICO 2019

Dos de cada tres nuevas plazas de médico se destinarán a la Primaria

La Xunta ofertará 254 vacantes de médico de familia y 93 para pediatras, tras agrupar la OPE de 2018 y 2019

Galicia dispondrá de un excedente de 213 plazas gracias al saneamiento de sus cuentas. Se dedicará íntegro al Sergas

SantiagoActualizado:

Atender el déficit de facultativos en la Primaria se ha convertido en objetivo preferente para la Xunta. Muestra de ello es el hecho de que dos de cada tres plazas de médico que se van a ofertar próximamente en el Sergas se destinarán directamente al primer nivel asistencial. El objetivo, como expresó ayer Alberto Núñez Feijóo, es«dar respuesta» a las necesidades que tocan en la puerta de la sanidaden un contexto de paros, protestas y discursos afilados por parte de la oposición. La aprobación por parte del Consello de un informe sobre las Ofertas de Empleo Público (OPE) de 2019 revela, además, que el Sergas incorporará a su plantilla un total de 1.323 profesionales.

«Estamos en los mejores momentos para que cualquier persona que quiera trabajar para la Xunta pueda optar a un puesto de trabajo», ensalzó el mandatario autonómico en el momento de revelar el contenido del informe. En total, la oferta de empleo público de este año incluirá 5.833 plazas para engrosar los cuadros de la sanidad, la educación y los servicios sociales. Será la más alta desde el año 2008.

Sin duda, el pilar más beneficiado será el sanitario. Galicia sumará al tope máximo de la tasa de reposición un colchón de 213 plazas extra, gracias a cumplir con las regla de gasto, deuda y déficit. Una excedente que si en año anteriores recalaba en los centros educativos o en el abanico de servicios asistenciales, en este ejercicio se destinará íntegramente al Sergas. Por otro lado, el Gobierno gallego agrupará las plazas correspondientes a 2018 y 2019 en una sola convocatoria, por lo que finalmente se ofertarán 254 plazas de médicos de familia y 93 pediatras de Atención Primaria.

La OPE en la sanidad se completará en 567 plazas para diplomados sanitarios y graduados en Formación Profesional y 415 plazas en personal de gestión y servicios. 93 se reservarán para personas con discapacidad con un grado superior al 33%, 27 de las cuales para personas con discapacidad intelectual.

Educación y administración

A falta de que se aprueben los decretos que harán efectiva la oferta, las que sí son definitivas —fueron publicadas en el DOG— son las plazas convocadas para la educación. Como es sabido, serán 2.064, divididas en 36 especialidades. El examen se realizará con toda probabilidad cuando finalice el curso.

En cuando a la administración general, la Xunta prevé convocar 2.446 vacantes. De entre éstas, 1.338 serán De acceso libre y otras 1.058 se consignarán para el proceso de funcionarización del personal laboral fijo (838) y promoción interna (220). Este punto entronca con el acuerdo firmado entre la Consellería de Facenda y Comisiones Obreras y UGT, por el cual, en aras de la «estabilidad» del personal fijo —la meta es un 7% de tasa de temporalidad—, se reservaba un número significativo de plazas en cada OPE para funcionarizar a estos trabajadores. El pacto recogía también la carrera profesional: un estímulo que permitirá a sus beneficiarios acceder a un incremento anual en el salario de entre 761,5 (grupo E) y 2.640 euros (grupo A1), sin contar la subida del 2,25% que ya perciben desde el pasado 1 de enero o el 100% de la nómina en el caso de las incapacidades temporales. En ese sentido, Feijóo no dejó de reivindicar el «compromiso» de su equipo con la mejora del empleo público, que se traduce, según sus cifras, en las 19.000 plazas convocadas entre los años 2015 y 2009. En la sanidad, defendió que desde 2008 se incorporaron más de 9.000 personas al Sergas.

Vacunas en la escuela infantil

Sin dejar de lado el apartado sanitario, el presidente autonómico se manifestó sobre la intención de la Consellería de Política Social de prohibir la matriculación de menores no vacunados en las escuelas públicas infantiles. «Debemos proteger, no solo a los niños que no están vacunados, sino a los que sí están», subrayó, a respecto del auge del movimiento antivacunas.

La intención del Gobierno gallego es la de aprobar la medida «cuanto antes», pero Feijóo no confirmó si entraría en vigor para el próximo curso escolar. En todo caso, aclaró que aquellos padres que no hayan cumplido con el preceptivo calendario de vacunas corren un «alto de riesgo» de no poder inscribir a sus hijos. «Lo decimos desde ya para que no surja ningún problema en el mes de septiembre».

Preguntado acerca de la extensión del veto en otras etapas de la enseñanza, el presidente adujo problemas de «encaje», dado que muchas de las vacunas no son obligatorias. «Todo aquello que no es obligatorio, es difícil exigirlo», zanjó.