Gonzalo Caballero, este domingo durante un acto de campaña en A Illa de Arousa
Gonzalo Caballero, este domingo durante un acto de campaña en A Illa de Arousa - PSDEG
CAMPAÑA 28-A

Caballero agita el fantasma de Abascal como «vicepresidente»

El líder del PSdeG insiste en llamar a «frenar a la derecha y la ultraderecha» y apela a no relajarse

SANTIAGOActualizado:

Gonzalo Caballero no solo siguió ayer la línea de la costa para comenzar la jornada en A Illa de Arousa y rematarla, ya en sesión vespertina, en Carnota y Muros. También siguió otra línea, esta más desgastada, la argumental que le ha llevado durante toda la campaña a llamar a sus simpatizantes a «frenar a la derecha y la ultraderecha». «Por un voto decidimos si Pedro Sánchez sigue siendo presidente o si [Pablo] Casado acaba haciendo vicepresidente del Gobierno a [Santiago] Abascal», lanzó como idea a la concurrencia en A Illa, según informaron los socialistas gallegos a través de una nota.

Gusta el secretario general del PSdeG de agitar ese fantasma: el de Vox -que hoy irrumpe de la mano de su líder con un mitin en La Coruña, cerrado casi a última hora, y de rebote, por el portazo de la Junta Electoral Central a su participación en el debate televisado- entrando en el Ejecutivo central de la mano del PP. Presentar como compañeros de viaje a las dos formaciones. Con un ejemplo igualmente recurrente: Andalucía.

El desalojo de Susana Díaz, tras una campaña en la que los socialistas se confiaron, dando por segura la victoria, y se «llevaron un susto que ya no tenía arreglo», es argumento habitual en las alocuciones de Caballero. «No nos podemos relajar», volvió a insistir ayer. «No puede faltar ni un solo voto». «Todos son necesarios». La derecha, alertó a sus fieles, «se va a movilizar a tope».

No quiere Caballero sacar demasiado pecho con las encuestas, y por eso insiste en pedir una «movilización masiva» a favor de Pedro Sánchez. Pero tampoco se resiste a analizarlas, especialmente cuando le resultan favorables. Por eso habló del «retroceso histórico» que dan al PP determinados sondeos, mientras el PSOE apunta a «avanzar». Aunque no se quiere «confiar», Caballero ya se retrató ayer cogiendo impulso para conquistar también las municipales y, ya puestos, las autonómicas de 2020, frente a un Feijóo «escapista de sus responsabilidades».

Exhumar el «franquismo sin Franco»

Si desde el PSdeG se azuzó con la irrupción de Vox, el BNG prefirió retrotraerse en el tiempo para, directamente, proclamar este domingo su intención de «exhumar» el «franquismo sin Franco» que, aseguran los nacionalistas, va más allá del Valle de los Caídos, con una huella, en Galicia, que quisieron visibilizar con un acto ante la Casa Cornide, en Santiago. Ana Pontón apuntó en todas direcciones: Casa Real, Justicia, política. Todos impregnados de posfranquismo, afirmó. La líder del Bloque, confiada en que van a «reventar las encuestas», llamó a sumar en sus siglas el voto contrario a la «derecha de Colón», arrebatándoles escaños en La Coruña y en Pontevedra.