Gonzalo Caballero, acreditándose este miércoles en el Parlamento gallego
Gonzalo Caballero, acreditándose este miércoles en el Parlamento gallego - efe/XOÁN REY
CAMBIOS EN LA OPOSICIÓN

Caballero se acredita como diputado casi dos años después de ganar las primarias

Cree que su compañero del PSOE Javier Fernández, que recibirá la Medalla de Galicia, muestra el pasado de Asturias

Actualizado:

el ascensor del Parlamento gallego que paró en la segunda planta llevó directo a Gonzalo Caballero a acreditarse como diputado y a su nuevo cargo de líder de la oposición en Galicia. Papeleo, entrega del reglamento de la casa y una foto, a la espera de jurar o prometer el cargo en el próximo Pleno. Caballero da este paso tras la renuncia de Abel Losada la semana pasada. Su escaño le permitirá liderar el grupo parlamentario socialista en O Hórreo y «confrontar dialécticamente y argumentalmente» con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Ha tardado casi dos años desde que ganó las primarias del Partido Socialista gallego en acceder como diputado, justo cuando queda aproximadamente otro año para la cita con las urnas en las elecciones autonómicas. Caballero no rehuyó el tema de su tardanza para ser diputado. Explicó, en una comparecencia a los medios, que estaba cumpliendo su compromiso adquirido para convertirse en secretario xeral del PSdeG: compaginar su tarea como profesor en la Universidade de Vigo con su cargo político. Esto le permite demostrar que «llega con su vida profesional resuelta» y con el deseo de ofrecer a la ciudadanía de Galicia «un servicio». Queda por ver cuándo se produce el estreno de Caballero en el hemiciclo de Santiago, algo que se podría producir incluso antes del parón veraniego.

El secretario xeral del PSdeG reclamó a Feijóo, al hilo de las elecciones autonómicas, que especifique qué «horizonte temporal» maneja en estos momentos para los comicios y avisó de que el Gobierno popular va a usar «todo el poder político» y también «la publicidad institucional» para «intentar proyectar una imagen de poder, de control, que ya no refleja la realidad de Galicia».

En los pasillos de la que será su nueva casa, Caballero recordó que Feijóo tiene legitimidad con los resultados de 2015 para seguir gobernando y tener una holgada mayoría absoluta en la Comunidad. Ahora bien, el también secretario xeral del PSdeG afirmó que el reparto actual de escaños no muestra el que considera nuevo «escenario electoral» que tiene Galicia. Cabe recordar que el PSdeG ganó al PP por primera vez en la democracia en las generales de abril y en las europeas de mayo, y se quedó cerca de vencer también en las municipales del mismo mes.

Pasado

El líder socialista comentó otros temas de la actualidad política gallega, como la noticia de que serán los expresidentes de Castilla y León y Asturias, Juan Vicente Herrera y Javier Fernández, quienes reciban la Medalla de Galicia este año 2019. A pesar de que Fernández es del Partido Socialista (Herrera del PP), Caballero no tuvo reparos en definirlos a los dos como personas que muestran «el pasado» en sus respectivas comunidades autónomas.

De todas maneras, Caballero quiso mostrar también su «respeto» a la decisión del presidente autonómico de premiar a los mandatarios, que han estado gobernando estos dos territorios hasta hace escasos días. Aun así, Caballero insistió, tras registrarse como diputado, en que su formación política «prefiere mostrar el futuro y su capacidad de futuro».

El socialista reclamó, además, al mandatario gallego que «haga dimitir» a la Valedora do Pobo, Milagros Otero. Lo hace porque desde su punto de vista «una institución pública que debe ser ejemplo de higiene y regeneración democrática, que es el Valedor do Pobo, sigue estando ensuciada por una sentencia judicial que mostró una contratación irregular, ilegal, que mancha al PP y que mancha todo el planteamiento del Gobierno gallego», explicó. Frente a esto, cree el del PSdeG, solo «hay suciedad, opacidad y falta de higiene política», por no «dar un cambio» ante la llegada de esa sentencia.