Partido de fútbol base
Partido de fútbol base - ABC
GALICIA

Bochorno en un campo de fútbol: una pelea a cabezazos entre padres obliga a suspender un partido de niños

El Comité Gallego de Fútbol Base abordará en su reunión de este lunes la la violencia en partidos de fútbol base, «con especial mención a la preocupante actitud de padres y madres»

SantiagoActualizado:

Ejemplo, más bien poco. Buena parte de los padres que el pasado domingo se congregaban para ver el choque entre el AJ Lérez y la EFB Moañesa acabaron siendo noticia, no por su buen comportamiento, sino por una pelea a cabezazos que acabó ofreciendo una pésima imagen para sus críos, de unos siete años de edad.

El partido entre prebenjamines acabó siendo suspendido por el árbitro Alexander Vázquez, quien reflejó en el acta que en el minuto veinte del encuentro aficionados de los dos equipos, «casi en su totalidad madres y padres» de los jugadores, se enzarzaron en una pelea. Según testigos presenciales contactados por Efe, la discusión comenzó con la negativa de una madre a sentarse para permitir que el público que estaba sentado en la grada pudiese ver el encuentro.

A partir de ahí, la disputa fue «subiendo de tono», tal y como reflejó el colegiado, hasta el punto de que fue necesaria la intervención de las fuerzas de seguridad en los campos de fútbol 8 de A Xunqueira. Las agresiones provocaron que al menos una persona fuera atendida por sus heridas.

En paralelo, la Federación Gallega de Fútbol expresó su condena contra «todo tipo de violencia, física o verbal» en los campos de fútbol» y ha asegurado que trabaja «para poder solucionar este problema». Este lunes, además, el Comité Gallego de Fútbol Base abordará como «primer asunto a tratar» la violencia en partidos de fútbol base, «con especial mención a la preocupante actitud de padres y madres».