El histórico dirigente nacionalista, Xosé Manuel Beiras
El histórico dirigente nacionalista, Xosé Manuel Beiras - EFE
Crisis en el rupturismo

Beiras desacredita a Villares y apoya el «sí» a los presupuestos

La cúpula de En Marea analizará la ruptura de la disciplina de voto de los cuatro diputados

SantiagoActualizado:

Xosé Manuel Beiras toma partido en el último episodio de la crisis de En Marea y lo hace en contra del criterio de la actual dirección, encabezada por Luís Villares. El histórico dirigente nacionalista defendió este jueves a través de su cuenta de Twitterel voto favorable a los Presupuestos Generales del Estadoemitido por cuatro de los cinco diputados de En Marea en el Congreso en contra del criterio de la cúpula rupturista, que pidió rechazar las cuentas públicas del gobierno Sánchez por entender que no eran beneficiosos para Galicia. «Miguel Anxo Fernán Vello [parlamentario de Anova] votó con la mente limpia y con el corazón donde debe estar, abajo y a la izquierda. ¡Contra Atila!», proclamó Beiras en un mensaje en esta red social.

El recado de Beiras contra Villares y los suyos fue contestado por Alexandra Fernández, la única diputada de En Marea y a su vez miembro de Anova que respetó el criterio de la dirección y votó en contra de los PGE de los socialistas. A través de esta misma red social, Fernández le reprochó al histórico dirigente nacionalista que si la posición de la confluencia era votar los presupuestos «a cualquier precio» lo más «honesto» de cara a la ciudadanía «habría sido decirlo desde un principio y no engañar a la gente».

El enfrentamiento entre Beiras y Fernández evidencia la tensión desatada entre las dos almas de En Marea a raíz de la votación de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos el pasado miércoles. El portavoz de la confluencia, Luís Villares, avanzó que la dirección del partido instrumental analizará en su reunión de mañana la decisión de cuatro de los cinco parlamentarios de la formación de desobedecer las órdenes de la cúpula rupturista, si bien puntualizó que se abordará desde el punto de vista «político» y no con afán «sancionador». Pese a que señaló que no tomará medidas contra estos parlamentarios —miembros de Podemos y Esquerda Unida— Villares sí les afeó que optasen por «incumplir el programa político» de la confluencia respaldando un documento presupuestario que situaba a Galicia como «país subsidiario».

Por el contrario, Yolanda Díaz, una de las diputadas que apoyó las cuentas públicas socialistas, negó haber roto la disciplina de voto de la formación. En una entrevista en la TVG, Díaz explicó que «nunca» confirmó que impediría la tramitación de los presupuestos en la Cámara y matizó que su postura era rechazar el documento presupuestario solo en caso de que la negociación por mejorar la situación de Galicia no avanzase. En este sentido, aprovechó para censurar la actitud de Alexandra Fernández, a la que acusó de «preferir votar a favor de las enmiendas de PP y C’s».