La tutela del segundo pequeño está en manos de la Xunta
La tutela del segundo pequeño está en manos de la Xunta - ABC
INVESTIGACION

El bebé de Orense pudo morir por la elevada temperatura que alcanzó su habitación

Su hermano mellizo ingresó unos días después por una fractura de costillas, pero la Policía desvincula un caso de otro y apunta a dos situaciones accidentales

SantiagoActualizado:

La muerte de un bebé de apenas dos meses en Orense y el posterior ingreso, tan solo unos días después, de su hermano mellizo, activaron todas las alarmas en el hospital de la ciudad al que los padres acudieron buscando ayuda urgente para el segundo de los pequeños, con una fractura en las costillas. Ante dos sucesos tan próximos en el tiempo y que, además, afectan a una misma familia, la Policía y el juzgado pusieron en marcha el protocolo que deja en manos de la Xunta la tutela del menor a espera de que la situación se aclare. Sin embargo, y tal y como fuentes policiales próximas al caso informaron a ABC, todo apunta a dos acontecimientos dramáticos y «accidentales» que no guardan conexión alguna entre sí.

En lo que respecta a la muerte del bebé, el pasado día 4, la hipótesis con la que trabajan los agentes señala a un homicidio por imprudencia en el que no medió voluntariedad por parte de los padres. A espera de los resultados de la autopsia, el menor podría haber muerto por la elevada temperatura que se alcanzó en la habitación donde sus progenitores lo dejaron -alejado de su otro hermano para que no se despertasen entre sí- con un calefactor encendido y la puerta cerrada. En el caso del mellizo, que ingresó en la UCI unos días más tarde, se cree que las lesiones en las costillas se las pudo provocar el propio padre cuando trató de reanimarlo después de que el menor se atragantase con el biberón. De ahí que, hasta el momento, ninguno de los dos miembros de la pareja esté siendo investigado. Este dato se suma a que la inspección ocular que la policía realizó en la vivienda donde tuvieron lugar los sucesos no revelase negligencia en el cuidado de los menores ni dejadez por parte de la familia.

La tutela, en manos de la Xunta

Consultados al respecto, desde el Tribunal Superior de Justicia de Galicia informaron de que por el momento «no hay investigados en la causa», aunque existen unas diligencias previas incoadas «como pasa siempre en este tipo de fallecimientos». Por su parte, desde el departamento de Política Social ratificaron que el Gobierno gallego asumió «la guarda provisional del niño» tras analizar los informes y después de la visita de una trabajadora social, y que es el paso previo a la tutela. El motivo, según indicaron, pasa por «garantizar la seguridad del menor». Con todo, han aclarado que se trata de «una medida provisional que se toma ante la posibilidad o la duda de que el bebé pueda estar en una posible situación de riesgo».