Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el Consello de la Xunta
Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el Consello de la Xunta - M. MUÑIZ

La atención a la dependencia, blindada con un millón de horas más de cuidados

La Xunta entiende que el modelo de asistencia en el hogar es el ideal «aunque el de pagas es más barato»

Feijóo avanza que los recursos extra por la relajación del déficit irán a servicios sociales e impulso económico

SantiagoActualizado:

La Xunta se había fijado como objetivo para 2016 atender todas las solicitudes relacionadas con la dependencia en la Comunidad y ayer concretó los pormenores del plan para conseguirlo. Después de la reunión de su Ejecutivo, el presidente autonómico avanzó que su administración pondrá este año encima de la mesa un millón de horas más de trabajo en los servicios de ayuda en el hogar, «la vía favorita de los ancianos gallegos, que prefieren envejecer en su casa y su entorno familiar con la ayuda de profesionales». Según explicó Alberto Núñez Feijóo, la Xunta insiste en este método de asistencia «aunque sería más barato apostar por un sistema de pagas», ya que la atención doméstica implica la garantía de recibir cuidados por parte de personal cualificado y «las ayudas económicas solo atacarían el problema de una forma puntual».

Feijóo destacó que este año se aumentará la partida destinada a este capítulo en unos 6 millones de euros, hasta sobrepasar los 55, y quiso poner de relieve los esfuerzos que ha realizado su Gobierno «en plena crisis». De este modo, recordó que de los 14.000 atendidos que había en 2009 se pasó el año pasado a más de 42.000, y se espera cerrar la legislatura con 50.000.

En el desglose de cifras, el líder autonómico subrayó que actualmente 4.300 dependientes reciben distintos servicios de teleasistencia y promoción —lo que supone 20 veces más que al inicio de su primer mandato—; 14.000 tienen plaza pública en residencias y centros de día; 15.000 son atendidos mediante el sistema de libranzas de cuidado en el entorno familiar, y casi 13.000 por el de ayuda en el hogar, un 400% más que en 2009. La intención es que este último redoble de esfuerzos por parte de la administración autonómica sea perceptible en los concellos gallegos, que son los administradores de los servicios, en este mes de junio, al inyectarse los fondos en los plazos más ágiles posibles.

Contratos para 1.300 personas

Otro de los acuerdos firmados en el Consello fue el de un nuevo programa de contratación de personas de colectivos vulnerables, muy especialmente de aquellas que perciben la Renta de Integración Social de Galicia (Risga). De este modo, la Xunta subvencionará 1.300 puestos de trabajo durante un plazo de siete meses, independientemente de que la duración de la relación laboral pueda ser mayor.

El objetivo que persiguen estos contratos es el de facilitar que las personas con mayores dificultades ganen una experiencia que les permita insertarse en el mercado laboral. La cuantía con la que se dota al programa es de 8 millones de euros, y tendrán preferencia para acogerse a él las mayores de 45 años y aquellas que tengan cargas familiares. Actuaciones como esta se enmarcan en una estrategia integral denominada «Axenda 20» que se enfocan a colectivos con mayores barreras de entrada al mercado, que cuenta con otras medidas como las lanzaderas de empleo o el fomento del autoempleo.

Inversiones adicionales

Feijóo esbozó también las líneas de actuación a las que dedicará los más de 200 millones de euros con los que podrá contar gracias a la relajación de los objetivos de déficit público. Tras confesar que en el Consello de esta semana se había tratado la cuestión, reveló que la asignación definitiva se realizará en quince días. La mayor parte de estos fondos se destinarán a servicios sociales y políticas de desarrollo económico. «Son cuestiones que no están reñidas. Se puede revitalizar la economía sin dejar de lado los servicios públicos esenciales», concluyó.