Exteriores del centro de Bueu
Exteriores del centro de Bueu - ABC
TRIBUNALES

Dos años de cárcel para la directora de un instituto que gastó 17.000 euros del centro en compras en París

También ha sido condenado el secretario del instituto, que participó de la malversación

SantiagoActualizado:

El fiscal pedía para ellos 5 años de prisión, que finalmente quedaron en dos. Ésa es la pena a la que ha sido condenada la directora de un instituto de Pontevedra que durante años cargó gastos personales a la tarjeta del centro. Lo mismo hizo el secretario del centro, también condenado por meter la mano en la caja para sus compras. Según quedó probado con su confesión, los acusados realizaron diversas compras personales por valor de 17.276,72 euros con una tarjeta de crédito vinculada a la cuenta del centro a lo largo de tres años. Unas acciones que constituyen un delito de malversación de capitales públicos con carácter continuado y de falsificación de documentos públicos, también de carácter continuado.

Con la tarjeta de crédito en su posesión, la directora del IES Illa de Ons de Bueu dispuso para su uso propio de fondos de la cuenta del instituto, efectuando varios pagos de compras personales. En concreto, entre marzo y diciembre de 2013, se retiró dinero en efectivo, se realizaron pagos en un supermercado de Pontevedra y en varias tiendas de la localidad, y también en París, durante un viaje del centro escolar, por un importe total de 827,84 euros.

Además, entre enero y diciembre de 2014, efectuó pagos con la tarjeta en varias tiendas, supermercados y zapaterías, por valor de 1.489,09 euros. Y, entre enero y abril de 2015, en diversos establecimientos para compras ajenas a las necesidades del centro, que ascendieron a 434,79 euros. Por su parte, el secretario del centro también hizo pagos con la tarjeta asociada a la cuenta del instituto en marzo y octubre de 2013, por valor de 341,15 euros, aunque, según ha señalado la Fiscalía «no consta que se realizaran compras o gastos ajenos a las necesidades del IES».

Asimismo, durante este periodo de tiempo, ambos acusados libraron varios cheques de dinero para uso personal, tal y como ha apuntado el ministerio fiscal, que «no fueron aplicados a gastos o pagos del instituto», y que «tampoco se reflejaron en la contabilidad».

Casi 40 cheques

Así, durante 2012 libraron un total de 11 cheques por importes de 500 y 600 euros, y uno de 2.400, alcanzando una cantidad total de 8.200 euros. A este importe se suma el de 2.835 euros en el año 2013, por cheques de 500 euros, dos de 300, dos de 400, uno de 660 y otro de 275. Finalmente, en 2014 realizaron ocho cheques por valor de 2.830 euros desglosados en cuatro cheques de 300 euros, cinco de 200, uno de 500 y otro de 730; y en 2015, dos por un total de 660 euros.

Además, con anterioridad a estos hechos, según ha señalado la Fiscalía, en mayo de 2011 ambos acusados pidieron a una librería de Bueu que emitiese tres facturas por importe de 175,23 euros, 416,12 y 268,06, «sin facturar la compra de ningún material» y «únicamente con el fin de justificar en el centro docente el gasto de dichas cantidades de dinero».