Centro de la ciudad de Pontevedra
Centro de la ciudad de Pontevedra - ABC
DENUNCIA

Alerta en Pontevedra por una plaga de ratas de más de medio kilo

El PSOE pontevedrés denuncia un «problema sanitario» que se ha agravado debido «al cambio climático»

SantiagoActualizado:

El PSOE de Pontevedra ha demandado medidas especiales ante una «plaga de ratas» que afecta ya «a zonas muy transitadas del centro urbano» de la ciudad, al tiempo que ha denunciado la dejadez del Ayuntamiento del BNG para frenar su proliferación. El candidato socialista a la Alcaldía ha denunciado que las quejas por la presencia de ratas son habituales entre los vecinos de zonas como Pontevedra Este, Fernández Ladreda, el contorno del río Gafos, Mollavao, la calle Loureiro Crespo o la avenida de Vigo.

En concreto, el socialista alerta de que las ratas pueden llegar «hasta los 32 centímetros de longitud y pesar entre 280 y 520 gramos». Ante esta situación, advierte que «de no mantenerse bajo control, alcanzan con facilidad el carácter de plaga», al devorar «alimentos de casas y bodegas» y transmitir «graves enfermedades». Ante la posibilidad de que estas «ratas pardas o ratas de alcantarilla» se conviertan en «un verdadero problema sanitario para Pontevedra», la agrupación municipal del PSOE reclama al Ayuntamiento que le pida a la empresa concesionaria de limpieza y recogida de basura que «asuma sus responsabilidades y ejecute las desratizaciones que le corresponden».

Según apunta el portavoz del PSOE, las hembras tienen «normalmente entre dos y ocho camadas de seis a catorce crías por año», pero el cambio climático «incrementó las temperaturas, mudó su período de hibernación y, en consecuencia, aumentó el número de camadas». En su opinión, el Gobierno local debería adoptar «medidas especiales» en determinados barrios, ya que «como no atajen el problema, van a tener que llamar al flautista de Hamelin».

Exigen desratizaciones periódicas

La Agrupación Municipal socialista ya había denunciado la invasión de ratas en la zona del Recinto Ferial, en donde a plena luz del día, los roedores «se subían literalmente a los árboles». Aunque tras aquella denuncia se efectuó una desratización, «es una problemática reincidente, ya que las ratas vuelven a proliferar si no se hace un seguimiento y control». Por este motivo, Tino Fernández aboga por el diseño de «un plan de desratizaciones periódicas» por parte de la empresa concesionaria, que tiene en cuenta la existencia de «puntos calientes de presencia de ratas» en los que hay que actuar «con mayor intensidad».